Atlántico


Barranquilla ya comenzó a construir la ciudad soñada para 2100

La firma internacional BIG, la Alcaldía Distrital, la Universidad del Norte, la Gobernación del Atlántico y representantes de la ciudadanía estructuraron este documento.

EL UNIVERSAL

03 de febrero de 2022 01:11 PM

Con siete proyectos emblemáticos y conceptuales se conforman la propuesta de ciudad Barranquilla 2100, que este jueves fue presentada por el alcalde Jaime Pumarejo a la ciudadanía, después de meses de trabajo conjunto persiguiendo el objetivo de crear una visión colectiva de la ciudad soñada.

El alcalde empezó su intervención mencionando que la visión estratégica nació de un trabajo conjunto del Área Metropolitana, la Gobernación del Atlántico, la Alcaldía de Barranquilla y Puerta de Oro - Empresa de Desarrollo Caribe, teniendo como consultores a Bjarke Ingels Group (BIG), reconocida firma internacional de Copenhague consultores expertos en urbanismo y arquitectura.

Asimismo, participaron la Universidad del Norte, desde el componente de Ecología; Systematica, expertos italianos en movilidad; la Universidad de Nueva York (NYU), y en el proceso de asegurar que la ciudad estará alineada con los desafíos del cambio climático se contó con la participación de ICLEI - Gobiernos Locales por la Sostenibilidad (expertos en sostenibilidad y resiliencia).

Pero, ¿de qué se trata Barranquilla 2100? Es una invitación abierta a pensar y a coconstruir el futuro de Barranquilla respondiendo a la pregunta ‘¿qué ciudad queremos ser?’, que comenzó en 2019 con la creación de un plan multidisciplinar llamado ‘Gran Barranquilla 2050’.

Lo anterior, enfocado a proponer un crecimiento armonioso del área metropolitana, dejando como eje a seguir tres estrategias principales: Restaurar, Conectar y Crecer, así:

Restaurar. Hacer espacio para la naturaleza, mitigar los efectos del cambio climático a través de soluciones basadas en esta y crear oportunidades para integrar los ecosistemas en el desarrollo urbano.

Lea aquí: El fuerte relato de una joven que denunció ser abusada en un bus

Conectar. Un desarrollo donde el ciudadano es prioridad dentro de una ciudad globalizada bajo un marco que siempre permite accesibilidad y conectividad en el Distrito y su entorno.

Crecer. Se trata de madurar como sociedad incorporando mayor educación, cultura ciudadana y actividad cultural. Evitar la expansión desorganizada densificando la ciudad consolidada.

Para el alcalde Pumarejo, el futuro de Barranquilla se construye desde hoy con hitos como la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín, uno de los 5 megaparques proyectados en la ciudad.

Destacó, además, que este es el plan de ciudad más completo que hay en Colombia, uno de los más completos que hay en el mundo y, sin duda, en Latinoamérica.

“Es un proyecto que, si bien tiene sueños a largo plazo, también tiene proyectos que ya estamos ejecutando y otros que vamos a dejar planificados en los próximos meses”, dijo.

En ese sentido, se refirió a otros proyectos como el Bosque Urbano Miramar, que tendrá la primera pista de ciclomontañismo de la ciudad y que será uno de los escenarios para los Juegos Panamericanos 2027, así como todo el proceso eólico y solar que se está viviendo con el uso de energías renovables. También hizo mención al cambio de paradigma que habrá en el transporte público.

“Todos esos proyectos son de corto plazo, pero hay otros que verán a muy largo plazo. Lo importante es que este proyecto fue construido con muchos actores sociales, gremiales, académicos, gubernamentales del área metropolitana. Cuando les presentamos este proyecto es para que se convierta en el proyecto de todos los barranquilleros y que trascienda y exista durante los próximos 80 años”, expresó Pumarejo.

LOS PROYECTOS

Dentro de las tres estrategias de ‘Restaurar, Conectar y Crecer’, el equipo BIG identifica siete proyectos emblemáticos conceptuales que se convierten en un primer paso para poner en marcha la visión colectiva e incentivar la generación de ideas como las siguientes:

Electricidad a partir de los corredores principales de la ciudad se genera sombra y energía.

Porociudad, que prioriza la renaturalización espacio público, la red de canales y arroyos aumentando las áreas verdes.

Las Salas Urbanas identifican y adaptan espacios y construcciones subutilizadas para crear centros cívicos y culturales en el corazón de los diferentes barrios.

El proyecto de los Corazones Vibrantes propone la activación de los entornos subutilizados aledaños a los escenarios deportivos a través de usos mixtos y un desarrollo orientado.

El proyecto de las Cinco Hermanas plantea convertir las áreas en riesgo de deslizamiento en parques metropolitanos evitando riesgos a residentes aledaños.

La Cadena Magdalena reconoce el potencial del borde del río para crear nodos de activación donde predominen las zonas verdes y el espacio público.

El Círculo Dorado es la propuesta de un medio de transporte público elevado que hila los puntos estratégicos de la ciudad.

Durante la presentación del evento, el alcalde enfatizó que “este plan no se trata de un texto muerto, por el contrario, permite modificaciones a su alcance y revisiones periódicas para que poco a poco se pueda ir ciñendo a las nuevas necesidades de la ciudad”.

Por ello, anunció la creación de un comité curador para preservar el plan de Barranquilla 2100 en el que estén involucrados todos los estamentos de la sociedad civil, gremial y empresarial para que periódicamente se reúna.

Esto permitirá que los próximos alcaldes, gobernadores, concejales y líderes gremiales, sectoriales comprendan que hay una hoja de ruta trazada y aceptada por la ciudadanía, por lo que se debe preservar para que Barranquilla siga creciendo, para que genere calidad de vida, para que crezca y se vuelva atractiva.

Todas estas iniciativas tendrán un impacto directo en todas las localidades y en la población del área metropolitana. Por ejemplo, el potencial que tiene el arroyo León para Barranquilla y sus municipios aledaños. “Pensando en lo que tenemos y hoy es un problema, volverlo una oportunidad, como lo que ocurre con el arroyo León”, apuntó Pumarejo.

El mandatario explicó que hoy en día el agua llega para ser drenada a la ciénaga de Mallorquín y hoy drena aguas tratadas, pero también aguas negras de invasiones y de otros municipios.

Lea aquí: Barranquilla lidera la vacunación contra el COVID-19 en Colombia

“Estamos sacando un proyecto para que podamos tratar todas esas aguas del área metropolitana y ya no lleguen a la ciénaga de Mallorquín. En conjunto con unos diseñadores medioambientales, pensamos en un arroyo León distinto que, en vez de usarlo solamente como un sitio que drena las aguas, lo pensamos como un sitio que capte agua del río Magdalena, la lleve por todo el arroyo y sea un canal que utilice agua y que pueda bañar a toda el área metropolitana”, expresó el mandatario.

En ese sentido, esa agua se usaría para canales que rieguen a la agricultura metropolitana, que ayuden a los acueductos más pequeños, y hasta para el impulso de proyectos como los data center que soñamos, entre otros.

“Al final lo que pretendemos es generar una ciudad distinta, que hemos denominado el Sueño Suramericano, que le podamos decir al resto del mundo que Barranquilla es igual o más apetecible de lo que nos acostumbramos a ver en el hemisferio norte. Aquí tendremos una Biodiverciudad, una calidad de vida a precios competitivos, un entorno que nos permite crecer y no desconectarnos de lo que es la calidez humana y, además, que aquí también llegará la inversión y la capacidad de crecimiento”, finalizó el alcalde.

EL DOCUMENTO

Una de las características de Barranquilla 2100 ha sido la participación ciudadana y el insumo cocreado desde diversos espacios, desde hace tres años, con más de 40 charlas presenciales y virtuales, 20 encuentros semanales, talleres y visitas que han contado con la participación de más de 10.000 ciudadanos de diversas disciplinas y edades, que han aportado sus ideas al futuro de Barranquilla. Como resultado, se construyó el documento que puede ser consultado aquí.

  NOTICIAS RECOMENDADAS