Capturan a miembros de una red de proxenetas que operaba desde Barranquilla

14 de diciembre de 2019 01:19 PM
Capturan a miembros de una red de proxenetas que operaba desde Barranquilla
Capturados.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En un operativo en el que intervinieron diferentes entidades del Estado, se logró en las últimas horas la desarticulación de una red de trata de personas dedicadas, a través de catálogos digitales, a la inducción a la prostitución de mujeres en la región y extranjeras.

El coronel Manuel Rojas Laverde, Subcomandante la Policía Metropolitana de Barranquilla, en rueda de prensa dio a conocer este sábado detalles de como operaba esta organización.

Indicó que, durante más de dos años de investigación, los uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijin) de Barranquilla, adscritos a la Dirección de Protección y Servicios Especiales, identificaron a seis personas que conformaban la red delincuencial ‘Los Proxe’, quienes ofrecían servicios sexuales a través de WhatsApp y catálogos en línea desde una exclusiva zona de la ciudad de Barranquilla. “Alquilando lujosos apartamentos para cometer estos flagelos, los cuales cobraban el 50 % de las ganancias de las víctimas, que en su mayoría eran mujeres de nacionalidades colombianas, venezolanas y de República Dominicana, cuyas edades oscilaban entre los 18 y los 35 años. Los “Proxe” también comercializaban alucinógenos e inducían a las mujeres a su venta y consumo”.

Según el oficial, esta red era liderada por un hombre de 44 años de edad oriundo de Cartagena y conocido como ‘Gaby’, “quien ofrecía paquetes sexuales a extranjeros de países como: Estados Unidos, Panamá, México, Guatemala, Costa Rica y República Dominicana. Y obtenía ganancias entre 30 a 100 millones de pesos por cada una”.

Modus operandi

El coronel Rojas Laverde, sostuvo que el modus operandi de estas personas, “consistía en reclutar a las niñas en sus entornos escolares con engaños y falsas promesas, llegando al punto de buscar mujeres desempleadas y con necesidades económicas, las cuales identificaban y posteriormente se ganaban su confianza, accediendo de forma segura a ellas para posteriormente prostituirlas”.

Las ganancias económicas por la venta y consumo de estupefacientes oscilan entre 20 y 50 millones de pesos al mes. “Su lugar de injerencia es en el sector norte, entre los estratos 5 y 6, de la ciudad de Barranquilla; igualmente estas personas realizaban eventos privados en cabañas en la Región Caribe del país”.

“Muchas de ellas eran utilizadas de damas de compañía y no solo por estar acá en el país. Y por eso el precio variaba. Estados Unidos, Panamá, México, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, era donde ellas prestaban sus servicios. Las obligaban a consumir drogas y de esa manera el cliente se ganaba la confianza. Entonces, estas personas ganaban tanto por la venta de las sustancias sicoactivas como por el desempeño de la prostitución”, corroboró.

Los investigadores lograron descubrir que “había muchas madres cabeza de hogar, que por sus necesidades económicas se metían al negocio. Si una presentaba una necesidad económica la amiga le día hay esto y ella por la necesidad se metía. No todas las que ejercían la prostitución eran colombianas, también había extranjeras, que también obligadas por la necesidad era reclutadas por estas personas. También había estudiantes, las que reclutaban en los colegios, universidades y la mayoría de las veces por la necesidad económica. Y las ofrecían a través de catálogos o por las redes sociales”.

Indicó que tenían como fachada un salón de belleza. “Al momento del allanamiento se encontraron a once mujeres, que estaban esperando a los clientes. A ellas las tenían hacinadas. En un cuarto vivían seis mujeres. Estaba el salón de belleza adelante y al pasar la puerta estaban los cuartos”.

Apuntó que, dentro de las pesquisas investigativas, los uniformados realizaron, vigilancias, seguimientos, búsquedas selectivas en base de datos e interceptación de líneas telefónicas, dando como resultado seis allanamientos y seis órdenes de captura por los delitos de trata de personas, concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y estímulo al uso ilícito. “En uno de los allanamientos del operativo se encontró en una vivienda un laboratorio para el procesamiento de sustancias alucinógenas”.

“Es importante resaltar que la pena más alta privativa de la libertad oscila entre los 13 a 23 años. Así mismo, dentro de los allanamientos se capturaron dos personas en flagrancia por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y la incautación de alrededor de 7.000 dólares”, terminó diciendo el Subcomandante de la Metropolitana de Barranquilla.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Atlántico

DE INTERÉS