Atlántico


Censan municipios del Atlántico afectados por fuertes vientos

Las autoridades reportan casas destechadas en Galapa, Juan de Acosta, Luruaco, Piojó, Sabanalarga y el corregimiento de Molineros.

REDACCIÓN REGIONAL

11 de junio de 2020 04:09 PM

La Subsecretaría de Prevención y Atención de Desastres de la Gobernación del Atlántico y la Defensa Civil, dio a conocer este jueves que se está realizando un censo para efectuar acciones que ayuden a las familias damnificadas por fuertes lluvias y vientos ocurridos durante los últimos días en los municipios de Galapa, Juan de Acosta, Luruaco, Piojó, Sabanalarga y el corregimiento de Molineros.

La entidad dio a conocer que un equipo de la Gobernación del Atlántico liderado por la subsecretaria de Prevención, Candelaria Hernández, se trasladó hasta estas poblaciones a fin de conocer en el terreno los daños causados.

“El alcalde de Sabanalarga nos informó de 136 viviendas destechadas por las fuertes brisas y alrededor de 30 casas en el corregimiento de Molineros, donde además se presentaron inundaciones, causando daños en enseres y afectando animales. También tenemos afectaciones en Galapa, Juan de Acosta, Luruaco y Piojó”, dijo Hernández.

La funcionaria explicó que en Sabanalarga, se va a reunir el Comité Municipal de Gestión del Riesgo con el alcalde Jorge Manotas, para hacer los procesos iniciales, y con los censos gestionar, ante el Gobierno Departamental y Nacional, las ayudas que se requieren.

“Gracias a Dios, en este momento la Defensa Civil y Bomberos, que son nuestros héroes, trabajan apoyando a las administraciones municipales”, dijo Hernández.

Yeison Solano, vicepresidente de la Defensa Civil en Sabanalarga, dijo que avanzan en el censo en la cabecera municipal y sus corregimientos. “Estamos haciendo labores de levantamiento del daño causado, más adelante daremos el parte oficial de la totalidad de las viviendas afectadas”.

Solano hizo un llamado a la comunidad para que no arroje basuras a los arroyos, que revisen y refuercen las cubiertas de las casas, que los amarres y los ganchos estén en buen estado, y que no estén podridos. Otra recomendación que hizo es que las láminas sean atornilladas, que no estén solamente aseguradas con los ganchos y los amarres.

Por último, la subsecretaria de Prevención, Candelaria Hernández, recordó que, según los pronósticos del Ideam, las lluvias continuarán hasta el mes de noviembre.