Atlántico


Mujer habría fingido embarazo y también rapto para engañar a su pareja

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

23 de septiembre de 2018 01:07 PM

Una mujer, que fue identificada por las autoridades como Antonella Milena Santiago Padilla, puso en alerta a la Policía Metropolitana de Barranquilla desde la noche del sábado al denunciar que había sido raptada, sedada y despojada del bebé que llevaba en su vientre y que daría a luz precisamente ese 22 de septiembre.

Santiago Padilla relató a los investigadores la noche del sábado que ella había salido en las horas de la mañana para el barrio Hipódromo de Soledad a cobrar un dinero antes de llegar a la clínica donde tenía programado el parto, pero cuando iba por un sector de ese barrio unas personas que se desplazaban en un vehículo de color rojo la abordaron, la metieron en el carro y luego la sedaron.

Ella dijo que después de varias horas las personas la dejaron tirada en un sector del barrio Villa Campestre de Puerto Colombia. Allí, supuestamente después de haberle pasado los efectos del sedante, se dio cuenta de que no tenía la criatura en su vientre y como pudo se trasladó hasta su residencia en el barrio El Salvador, de Barranquilla. Al llegar allí le contó a la familia lo sucedido y ésta de inmediato puso el denuncio ante la Policía Metropolitana.

Investigadores de la Metropolitana, incluso el mismo comandante Mariano Botero Coy, se pusieron en la tarea de dar con el paradero de los supuestos raptores. A Antonella Milena la enviaron hasta el Hospital Niño Jesús de Barranquilla para que le hicieran una valoración y se conociera su estado de salud, después del supuesto día traumático que había tenido.

Mientras eso sucedía en el centro asistencial, en las calles de Barranquilla y Soledad los investigadores indagaban sobre si habían visto un carro con las características que había dado la mujer, de 37 años de edad. Nadie dio razón alguna sobre el mismo.

EMBARAZO Y RAPTO FINGIDOS

Todo parece indicar que la mujer habría fingido estar embarazada para hacérselo creer a su pareja, quien durante nueve meses estuvo ilusionado con la llegada de su primogénito.

Las pesquisas que hicieron los investigadores apuntan a que los datos que entregó Antonella Milena no son veraces, incluso, una de las direcciones que suministró no existe en el barrio que nombró.

También se conoció que luego de haber sido valorada por los médicos del Hospital Niño Jesús, estos concluyeron que la mujer nunca estuvo en embarazada ni fue sedada, por lo que toma cada vez más fuerza la hipótesis de que la mujer fingió durante nueve meses estar embarazada.

Este caso se asemeja al de otra mujer ocurrido en Barranquilla en 1997, el de Liliana Cáceres, quien mintió a su pareja y toda la ciudad, incluso, al país, cuando dijo que estaba embarazada de seis niños. Su barriga era tan inmensa que le era imposible caminar y tenía que permanecer acostada.

Para mostrar una barriga creíble, ella se llenaba la barriga con abundantes trapos. A su pareja le hicieron hasta reportajes y lo trataron del ‘Súper macho’. Pero la misma Liliana se encargó de acabar con la farsa y confesó que era mentira lo de su embarazo y desde entonces este caso se conoce como ‘La barriga e’ trapo’.

En este último caso, el de Antonella Milena Santiago Padilla, no se sabe aún qué material utilizó para fingir el embarazo. Su paradero en estos momentos se desconoce porque hoy (domingo) a las 6:00 de la mañana pidió salida voluntaria del Hospital Niño Jesús.

Se espera un pronunciamiento de las autoridades sobre el supuesto rapto del que fue víctima y también del embarazo que pudo haber fingido.

  NOTICIAS RECOMENDADAS