Atlántico


“No fue un capricho autorizar el partido Junior y River Plate en Barranquilla”

Así lo manifestó este jueves el alcalde Jaime Pumarejo en un encuentro virtual con los medios de comunicación.

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

13 de mayo de 2021 03:47 PM

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumajero Heins, dijo en un encuentro virtual con los periodistas que la autorización para que se jugara en el Romelio Martínez el partido por Copa Libertadores entre Junior y River Plate de Argentina no fue un capricho, sino que las condiciones de seguridad estaban dadas para que se realizara el compromiso.

“Yo tomé la decisión de que se podía realizar el partido, pero no la tomé por un capricho. Es que a nosotros nos preguntan “¿están dadas las condiciones de seguridad para realizar un partido?”. ¿Y cuál sería la respuesta nuestra si dijéramos que alguien distinto a la autoridad pueda decidir lo que otra persona hace o no con su vida? ¿Porqué entonces yo no podía decir ayer que no estaban dadas las condiciones para que se realizara la marcha? ¿Porqué no podía tomar esa decisión ayer y decir yo tampoco quiero marchas en la ciudad porque no quiero?”, se interrogó el mandatario barranquillero.

Lea aquí: Policía de Barranquilla recibe refuerzo para el partido América- Atlético de Mineiro

Anotó que “o simplemente no hacemos manifestaciones en Barranquilla por el COVID-19 y porque no hay el orden público que garantice que no van a haber desmanes en las calles. Listo. Pero 200, 500 o 2.000 personas se pusieron a decir que no hagan el partido porque no lo vamos a permitir. Así como 200 personas también podrían decir "no hagan la marcha porque no lo queremos permitir”.

“Pero esa no es una decisión sencilla. A mí me eligieron para que yo exponga que la Constitución y la Ley se cumplen. La Ley dice que cada quien tiene derechos y deberes. Y dentro de su derecho está hacer su vida dentro de las reglas de juego enmarcadas. Y ayer los señores que llevaron a cabo el partido no rompieron ninguna ley, cumplieron todos sus deberes. Tenían un derecho. Nosotros tenemos el deber de garantizárselo, quien marchó tenía el deber de hacerlo en paz y no lo cumplió”, sostuvo.

Dijo que “la línea gris y subjetiva de qué se hace y qué no se hace no puede recaer en la autoridad. Nosotros tenemos que garantizar que todo se puede hacer y cuando no se puede, tener una respuesta muy válida y contundente para decir porqué le coartamos la libertad a la persona. Cuesta mucho y es muy difícil, pero no podemos claudicar ante la presión de terceros, porque esa presión no tiene fin, porque esa presión no está condicionada a los objetos de la ley sino bajo otros lineamientos y ahí no podemos caer”.

“Nosotros no tenemos la posibilidad ni la potestad de decir a quien le limitamos la libertad y a quien no. A nosotros nos toca asegurarnos de que todos tengan la libertad de derecho. Y así como no puedo limitar la marcha no puedo limitar tampoco el libre ejercicio de la locomoción, el desarrollo de la personalidad, de la expresión y del trabajo. Y eso señores es un trabajo”, terminó diciendo.

Este jueves también se ha programado el partido entre América de Cali y Atlético Mineiro de Brasil, por Copa Libertadores, el cual está pactado para las 7:00 de la noche. Desde bien temprano la Policía Metropolitana ha tomado las medidas para que los jóvenes que han programado un plantón cerca al estadio Romelio Martínez, lo hagan de manera pacífica y no terminen en los desmanes que con la que terminó la del miércoles.

  NOTICIAS RECOMENDADAS