Atlántico


Policía de Barranquilla anuncia la desmantelación de la banda ‘Los Gomelos’

La droga era traída desde Holanda y la distribuían en universidades, gimnasios y puerta a puerta. Graciela del Carmen Fernández Silvera, era la encargada de recoger el dinero que se hacía producto de la venta.

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

13 de diciembre de 2019 11:26 AM

En rueda de prensa realizada este viernes, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, Ricardo Alarcón, dio a conocer detalles de cómo se desmanteló la banda conocida como ‘Los Gomelos’, la cual distribuía drogas sintéticas traídas desde Holanda en universidades, fiestas y gimnasios ubicados al norte de la ciudad.

El oficial manifestó que, en el operativo, realizando por unidades de investigación criminal (SIJIN), mediante labores de allanamiento, se logra la desarticular la banda delincuencial de la cual se realizaron ocho capturas por orden judicial; se hizo una notificación y una captura en flagrancia.

Indicó ante los medios de comunicación que la captura de estas personas se logra gracias a un exhaustivo trabajo investigativo, desarrollado por los uniformados durante más de un año. Según los datos obtenidos, ‘Los Gomelos’ se dedicaban desde hace unos de 19 años, al tráfico, fabricación y porte de estupefacientes a domicilio en el norte de Barranquilla y en el municipio de Puerto Colombia, utilizando como fachada la actividad deportiva de fisicoculturismo, camuflando la droga (éxtasis) traída desde Holanda, en recipientes de suplementos deportivos para ser distribuidos en la ciudad a domicilio.

Reveló que la droga era vendida en universidades y fiestas electrónicas “After Party”. Además, la droga sintética (éxtasis llamada “Maserati”), era traída desde Holanda por su principal cabecilla, camuflada en frascos de proteína de ‘Animal Pat’.

“Este es una banda que está dedicada al distribución y venta de todo tipo de alucinógenos, pero se especializaba en las drogas de síntesis. Parte de esta droga era traída desde Holanda en una presentación de la marca de vehículos Maserati y era conocida aquí en Barranquilla como ‘éxtasis Maserati`. Las pastas traían el logo de este vehículo y por eso era conocida así en Barranquilla”, recalcó Alarcón.

Esta droga era distribuida de manera particular y se hacía domicilio a estudiantes universitarios, en gimnasios y fiestas nocturnas, especialmente los fines de semana.

“Son diez capturados donde se resaltan, que el líder de esta banda, es una persona que ha salido del país por lo menos diez veces este año; con una venta mensual entre los 80 y 120 millones de pesos”, indicó.

Los capturados son: Jhon Mesac Betancour Fernández, 20 Años; Graciela del Carmen Fernández Silvera, 39 años; Luis Adrián Arias Miranda, 36 años; Iliana María Pérez De Moya, 52 años; Pablo Andrés Barrios Naizzir, 35 años; Alcira Esther Villalba Lineros, 54 años; José Salvador Polo Díaz, 39 Años, y David Ojeda Blanco, 59 Años. Fue notificado Pedro Javier Echeverría, 25 años.

Alarcón manifestó que la banda se logró desarticular por información suministrada por la misma comunidad “y de algunas personas que se vincularon a la investigación en la figura de agente encubierto. Se logró obtener una información de tipo técnico y a través de unas acciones de Policía Judicial especializada, como seguimientos y controles a unas reuniones que se hicieron dentro de la venta, se logra establecer todo el material probatorio que nos permite determinar que esta banda venía delinquiendo por lo menos desde hace 17 a 19 años”.

Los videos que se obtuvieron fueron gracias a la figura de agente encubierto “que nos permite obtener toda información y que ya hace parte del material probatorio para el Fiscal”.

Dentro de la investigación quedó en evidencia los diferentes roles que cumplen las personas capturadas. “Allí hay un estudiante que era el mayor distribuidor de la droga de síntesis. Un estudiante de una importante ciudad de Barranquilla, estudia séptimo semestre de ingeniería química. Igualmente hay una mujer (Graciela del Carmen Fernández Silvera), quien hacía parte de la organización y que distribuía la droga en gimnasios. Esta persona también tenía función de recolectar todo el dinero producto de la venta y distribución de los alucinógenos”.

Los capturados fueron puestos a disposición de la autoridad competente para la legalización de capturas.