Atlántico


“Yo cumplo la cuarentena para salvar vidas”

Es la campaña que la Policía Nacional emprende para que en este puente festivo en el Atlántico sus habitantes convivan el aislamiento preventivo.

REDACCIÓN REGIONAL

22 de mayo de 2020 01:39 PM

Teniendo en cuenta los últimos resultados con relación a la propagación de la pandemia del COVID-19 en la región Caribe, el Departamento de Policía Atlántico ha dispuesto de un cronograma de actividades preventivas y de control, socializando las medidas restrictivas impuestas por las alcaldías y Gobernación del Atlántico, de igual forma hacer socialización referente a la aplicación de la ley 1801 del 2016 Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana.

“El objetivo de estas actividades disuasivas, de prevención y operativas, es dar a conocer a la comunidad las multas y los delitos a que ese exponen si violan las normas decretadas por el Gobierno nacional, así como lo establece el Decreto 636 del 06/05/2020, y el artículo 368, Ley 599 del 2000, Código Penal, que hace referencia a las medidas sanitarias”, dice el comunicado.

Medidas como el toque de queda, pico y cédula, distanciamiento social, el uso de tapabocas, restricción de la movilidad y control en el uso del servicio público se socializarán mediante perifoneos constantes en todos los municipios del Atlántico, acompañados con el voz a voz, para que los atlanticenses se concienticen de que deben quedarse en casa acatando el aislamiento preventivo obligatorio.

Por medio de las diferentes especialidades que conforman el Departamento de Policía en el Atlántico, viene realizando las ‘Caravanas por la vida’, articuladas con los entes gubernamentales, realizando ‘perifoneo’ por las calles de las cabeceras municipales, corregimientos y veredas del departamento, en el que se invitaba a la comunidad a no salir de sus casas especialmente a las personas mayores de 60 años y seguir una serie de recomendaciones de autocuidado para evitar el contagio del COVID-19; y a su vez a mantener la calma y la tranquilidad, ya que estas medidas fueron tomadas para salvar vidas.

Durante el recorrido, personal de uniformados fumigan las calles con una mezcla de hipoclorito de sodio a baja concentración mientras que policías disfrazados persuaden a los infractores para que se queden en sus casas respetando la cuarentena.