Regional


Autoridades se comprometen en esclarecer atentado contra Benítez

El líder social se encuentra recluido en un centro asistencial de la capital sucreña, está fuera de peligro, pero bajo observación médica.

EL UNIVERSAL

21 de octubre de 2020 02:41 PM

Las autoridades activaron las rutas institucionales para la protección del reclamante de tierra Hernando Benítez León y su familia, así como los protocolos de la Unidad Nacional de Protección y de la Policía Nacional para garantizar su seguridad y la tranquilidad de los suyos.

Estas decisiones fueron tomadas en un consejo de seguridad convocado por el gobernador de Sucre Héctor Olimpo Espinosa para analizar la situación de seguridad del líder social con representantes de los órganos de control y de la Alcaldía de esa localidad.

Al final del encuentro el mandatario de los sucreños expresó que las instituciones gubernamentales se comprometieron en tener resultados a la brevedad sobre las investigaciones de las causas que dieron origen al atentado y evitar nuevos casos como este.

“Este departamento tiene que garantizar a los líderes sociales ejercer su labor. Por eso, tenemos que impedir que hechos como estos se vuelvan a presentar en el departamento de Sucre, para esto estaremos articulados con la Fiscalía General y nuestros jueces”, expresó.

Espinosa anunció la realización de una mesa institucional en el municipio de San Benito Abad y otra en Caimito, donde hay un especial problema por la tenencia, posesión y explotación de tierra, pese al trabajo desarrollado por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y la Agencia Nacional de Tierras.

La víctima del hecho, que se encuentra recluida en un centro de asistencia social en salud de la capital sucreña, está fuera de peligro, pero, por las heridas recibidas, se mantiene bajo observación médica y con los protocolos de seguridad estimados para el caso.

Mientras tanto, los familiares del líder social reciben el apoyo psicosocial. Los esquemas de seguridad de la víctima serán reforzados y la Policía y el Ejército de Colombia diseñarán una estrategia articulada en la región del San Jorge para tener mayor capacidad de reacción.