Regional


Barranquilla celebra sus 207 años, pero en cuarentena

Las ostentosas celebraciones de otros años no se podrán ver este 7 de abril, pero sus ‘hijos’ podrán hacerlo desde sus viviendas.

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

07 de abril de 2020 03:52 PM

Las serenatas, los bailes, los templetes en cualquier lugar de su territorio no serán escuchadas ni vistos como en los 206 cumpleaños anteriores, en esta oportunidad los barranquilleros celebrarán el aniversario 207 de Barranquilla confinados en sus casas, cumpliendo con la cuarentena implementada en Colombia por la pandemia del coronavirus COVID-19.

La ciudad, que fuera erigida en Villa el 7 de abril de 1813, a través del tiempo se convirtió en el sitio por donde empezó a ingresar el progreso al resto del país. La aviación, la radio, las telecomunicaciones, el correo, la navegación a vapor por el río Magdalena, el transporte férreo, entre otros, son los hitos que ponen a la capital del Atlántico como la ciudad pionera por donde el país tuvo si vínculo con el resto del mundo.

Su sociedad, formada en su mayoría por inmigrantes, es acogedora, desparpajada, pero también educada y progresista. Aquí nació el primer medallista olímpico de Colombia; escritores como Álvaro Cepeda Samudio, Meira del Mar, Alfonso Fuenmayor, Germán Vargas Cantillo, entre otros. También deportistas como Roberto Meléndez, Efraín ‘Caimán’ Sánchez, Marco Coll, Romelio Martínez, Helmut Bellingrotd, Édgar Rentería, Iván René Valenciano, y otros.

Mujeres destacadas como Shakira, Sofía Vergara, Silvia Tcherassi, Meira del Mar, Paulina Vega, Elsa Noguera, actual gobernadora del Atlántico, Adriana Ocampo, geóloga planetaria que trabaja en la NASA, y Carmen Villalobos, entre otras, también nacieron en esta tierra que no se cansa de parir hijos e hijas ilustres para Colombia y el mundo.

Hoy todos ellos no podrán celebrar el cumpleaños 207 de su ciudad. Uno porque ya murieron y otros por fuerza mayor. Quizá la fuerza mayor más importante del último siglo para dejar de celebrar: el coronavirus COVID-19. La pandemia que tiene en vilo a todo el planeta. Las celebraciones las harán desde sus hogares de confinamiento, guardando la cuarentena y esperando en el cumpleaños 208 se haga con toda las de la Ley, como saben celebrar Barranquilla y sus hijos.

Por lo pronto, desde la Alcaldía Distrital conmina a los barranquilleros a celebrar en las redes sociales. Todo el día se harán transmisiones en las diferentes cuentas digitales del Distrito a las 2:00 p.m. anuncia una conversación acerca de la historia de Barranquilla con el historiador Juan Pablo Mestre. Estas actividades se extenderán hasta el 13 de abril y habrá espacios de clases de cocina barranquillera, clases para dominar la champeta, música picotera en vivo y espacios para conversar acerca del Carnaval. Toda la programación disponible en @BarranquillaCPT y @alcaldiabquilla.

Por su parte, el alcalde Jaime Pumarejo envió un mensaje a los ciudadanos conminándolos a desde “nuestros hogares vamos a seguir comprometidos con nuestra ciudad más que nunca. Unidos en familia vamos a seguir caminando juntos hacia el progreso, hacia la equidad, hacia los sueños de miles de barranquilleros. Este año la celebración es distinta, pero no menos emotiva. Han sido semanas para redescubrir todas aquellas cosas que nos hacen auténtico: la creatividad, solidaridad y la fuerza que caracteriza a los barranquilleros se hacen evidentes en medio de esta dura situación por la que atraviesa el mundo”.

“Celebrémoslo en la casa, celebrémoslo con todo el amor, con el mismo amor de siempre o uno más grande aún, porque nuestra casa, Barranquilla, lo requiere de nosotros. En estos 207 años este es nuestro regalo más valioso, cuidarnos entre todos. Porte esta lucha la hacemos como la gran familia que somos. Está en nuestras manos que podamos volver a festejarlo como nos gusta. A Barranquilla unida nada le queda grande. No bajaremos la guardia, saldremos de esto para abrazarnos y celebrar con más fuerza. Sí podemos Barranquilla, contamos contigo”, terminó diciendo el alcalde Pumarejo Heins.