Regional


Bolívar, el de menos muertes por COVID-19 en la Región Caribe

Sin embargo, la gerencia del ramo en el departamento advirtió que no se deben olvidar las prevenciones que se han tenido hasta ahora, para evitar rebrotes.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

26 de septiembre de 2020 12:00 AM

El gerente para el COVID-19 en Bolívar, Willy Simancas Mendoza, aseguró que el comportamiento de la pandemia en Cartagena y Bolívar se ha mantenido estable, lo que no significa que deba bajarse la guardia.

El funcionario indicó que lo anterior es el resultado de las medidas que se han aplicado en este territorio, para reducir la cadena de contagios, lo que mantiene la letalidad por debajo de 3.8% en Bolívar, mientras que Cartagena la mantiene por debajo del 3%; es decir, muy por debajo del promedio nacional.

“La tasa de mortalidad de Bolívar --prosiguió-- sigue siendo la más baja de la Región Caribe. Incluso, si sumamos las tasas de mortalidad de Cartagena seguimos siendo la segunda tasa de mortalidad más baja de esta zona del país, teniendo únicamente por encima el departamento de La Guajira, que es un territorio más pequeño”.

Informó que ayer se hizo una reunión de seguimiento con los organismos de control, con las EPS que operan en los municipios bolivarenses, los alcaldes, las secretarías de salud y la Gobernación de Bolívar, para hacer una rendición de cuentas.

“Allí --contó-- cada actor del sistema informa cuántas pruebas ha aplicado, cuántos casos tiene cada EPS, cuáles son los contactos estrechos que se relacionan con cada caso confirmado, los seguimientos que se les hacen, el número de medicamentos que se le entregan a la población mayor de 60 años en sus casas, cuántas visitas domiciliarias se realizan y la oximetría correspondiente”.

Indicó que ese monitoreo se organiza cada 15 días, para que los actores, tanto públicos como privados, que no estén cumpliendo en sus áreas reciban las sanciones correspondientes.

“Lo que queda claro --continuó-- es que la curva de fallecidos viene en descenso en Bolívar, mayoritariamente en Cartagena; mientras que la curva de contagios también se ha reducido. Pero sabemos que ahora lo que debe mejorarse es la inteligencia de la vigilancia epidemiológica, en la búsqueda de los sintomáticos respiratorios, su aislamiento y el de sus contactos”.

Explicó que los contactos deben buscarse en las primeras 48 horas, para que la gestión sea exitosa y se reduzca la cadena de contagios.

“Al mismo tiempo, aprovecharemos que el Gobierno nacional estableció un mecanismo de incentivos económicos, como una especie de compensación, para que los pobres afiliados al régimen subsidiado, que tengan el virus, puedan mantenerse en sus casas por diez a quince días, cumpliendo el aislamiento selectivo obligatorio con sus contactos estrechos. Esta información deben aportarla las EPS a la plataforma digital que dispuso el Gobierno nacional”.

Insistió en que la labor de los medios de comunicación es fundamental para impulsar una campaña efectiva con la ciudadanía en aras de que nadie se descuide, pues deben continuar métodos como el lavado de manos, el uso permanente del tapaboca, el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones.