Cierre de salinas en Galerazamba genera malestar en la comunidad

15 de enero de 2020 12:08 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde el pasado sábado quedó restringido el ingreso de turistas a las salinas de Galerazamba, en Santa Catalina de Alejandría, lo que ha generado malestar entre operadores turísticos y nativos del corregimiento con los trabajadores del concesionario Cabrales Paff, el cual está a cargo de la exploración y explotación de sal.

El concesionario tomó esta decisión debido al deterioro que están presentando las salinas, lo que al parecer del representante legal, Gabriel Enrique Cabrales Paffen, representa un riesgo tanto para visitantes como para la producción del mineral, y porque según hay personas naturales que están haciendo “cobros ilegales”.

“Me ha tocado tomar una decisión que he querido evitar durante cuatro meses y es el cierre del centro salinero para turistas. Mi empresa no cuenta con ningún tipo de garantías ni de parte de la comunidad ni de la inspección de policía para poder desarrollar una actividad coherente”, sostuvo Cabrales Paffen.

Pese a la medida, el gerente aseguró que la comunidad no la está acatando e incluso pasan por alto las normas de seguridad.

“El cerramiento fue retirado por las personas partiendo las cadenas, hay personal dentro de las instalaciones haciendo cobros a vehículos que están ingresando y también hay personas prestando servicio ilegalmente. Me han desbancado de la entrada principal de mi centro, han agredido a mis trabajadores y una serie de cuestiones en los que lamentablemente no he contado con garantías y por eso tuve que verme en la obligación de cerrarlo”, manifestó.

Se ven afectados

Lo que ha generado una disputa y molestia con los nativos es que se sienten atentados contra su bienestar, pues desde la reactivación de las salinas en 2019, el turismo se convirtió en las segunda actividad económica del territorio.

“Somos unas 300 familias que nos estamos viendo afectados en nuestro sustento, porque en este momento no hay cosecha y el turismo se convirtió en nuestro segundo renglón de economía, no es justo que nos hagan esto, el año pasado hubo cerca de 60 mil personas visitando y nunca hubo inconvenientes”, aseguró Guillermo Meléndez, miembro de la Asociación de Mineros de Galerazamba.

Por su parte, Cabrales dio a conocer que desde hace unos 5 meses, cuando inició su labor en las salinas, las cosas no han sido fáciles, puesto que ha intentado organizar a la comunidad para que siga mostrando el mar rosa como un sitio turístico, pero de manera legal, sin embargó aseguró que los habitantes no aceptan.

Mesa de concertación

Ante esta situación, el inspector de policía, Carlos Márquez Alvarado, invitó a una mesa de trabajo para concertación hoy miércoles a las 9 de la mañana en el balneario.

Además sostuvo que participarían el gobernador de Bolívar, el alcalde del municipio de Santa Catalina, el personero Municipal, el director de Icultur.

También la directora Técnica de Turismo, Agencia de Mina, Armada, Policía Nacional, operadores turísticos locales, representante del consejo Comunitarizo, líderes comunitarios y todos los sectores comprometidos en el tema para discutir vías de solución pacífica del conflicto, garantizando la protección de los derechos de la comunidad y la estricta ejecución del contrato de concesión.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS