Bolívar


Corralejas de Turbaco, ¿se deben hacer o no?

Por muchos años, las tradicionales fiestas en corralejas que se realizan en vísperas de año nuevo en Turbaco han sido catalogadas como una de las mejores de la región. Estas actividades se realizan en medio de las celebraciones que se conmemoran en honor a Santa Catalina, patrona de la población.

Las fiestas patronales son motivo de orgullo para los turbaqueros, pues por ser fin de año Turbaco es muy visitado y el turismo se estimula.

Otro grupo piensa lo contrario. Las fiestas dejaron de ser así hace muchos años pues estas perdieron su esencia para convertirse en un evento en el que la inseguridad aumenta en la población y dentro de las corralejas ya el espectáculo no lo hacen los manteros, garrocheros u otros personajes expertos en ese tema, sino vándalos inexpertos y borrachos que entran a maltratar a los animales.

¿Se debe o no poner fin a las corralejas de Turbaco? Las respuestas a esta pregunta eran los comentarios que más se escuchaban ayer en diferentes sectores de la población, pues por primera vez un alcalde plantea la posibilidad de suspender las corralejas y realizar otras actividades en medio de las fiestas patronales. (Lea aquí: Arjona tendrá corralejas y Turbaco las suspendería)

El Universal consultó con algunos pobladores y encontró opiniones divididas, mientras unos sostienen que la tradición de un pueblo no se debe acabar y buscar medidas para preservarla, los demás creen que hay otras maneras de celebrar las fiestas de Santa Catalina.

José María Piña, un aficionado de estas fiestas reconoce que efectivamente estas han desmejorado, pero a su modo de ver es porque las juntas han estado conformadas por personas que no saben de corralejas. “Sí se debe realizar. Pero se deben buscar personas que sepan de este tipo de festividades, de lo contrario seguirás las improvisaciones. Se debe contratar una excelente ganadería y buscar buenos manteros. Hay que proteger al animal, por eso, a mi modo de ver, los toros no deben suspenderse.

Nayib Elías Pájaro, otro habitante, argumenta que no hay razones para acabarlas y por el contrario, existen regulaciones que podrían incidir en mejorar el espectáculo que está arraigado en la comunidad.

“Es una tradición que el pueblo y los visitantes se gozan. Además sirve de fuente de empleo para familias de escasos recursos. Pienso que la inseguridad se controla con el aumento en el pie de fuerza y que para que no entren personas que dañen el espectáculo podrían cobrar la entrada al redondel también. Que el toro sea lidiado por quienes sean manteros y banderilleros expertos”, indicó este abogado.

Otras alternativas
Así como las corralejas tienen sus defensores hay quienes no están de acuerdo con su realización.

Fernando Romero Paternina es uno de ellos y sostiene “que es mucho el presupuesto que se gasta allí. Creo que se deben invertir en otras actividades culturales, pintura, danzas, porque este municipio tiene muchas cosas lindas que mostrar. Además, es algo muy salvaje lo que se ve en esas corralejas”.

José Miguel Taborda, reafirmó lo expresado por Romero y añadió que el desorden se ha apoderado de estas festividades. “Ya eso es para que las hayan suspendido hace rato. Hay gente que quizá le guste y se quiera divertir pero los bandidos no dejan. Creo que se pueden hacer fandangos y desfiles folclóricos para que se acabe esa sinvergüenzura”.

No hay terreno
Julio Miguel Quintana Puello, un amplio conocedor de fiestas y amante de las corralejas, que en varias ocasiones ha sido presidente de la junta organizadora y asesor de estos eventos en otras poblaciones, indicó que su deseo es que “ojalá” estas no se acabaran porque se han tomado medidas para no maltratar y preservar la vida de los animales, pero desafortunadamente, para el caso de Turbaco, poco a poco van a ir desapareciendo porque no existen terrenos en donde se puedan desarrollar.

“En estos momentos, por el auge de la construcción no existen terrenos propicios para hacerlas. Es más, con el pasar de los años estas han ido cambiando de lugar por la misma circunstancia; pero hoy en día es distinto porque muchos vecinos no van a querer tener cerca esas corralejas. Se iniciaron en la plaza principal, luego pasaron cerca de La Cruz, del Rosarios y en los últimos dos años en el sector Plan Parejo, en Villa Campo, donde se han tenido muchos inconvenientes”, precisó Quintana Puello. 

Agregó que se debe conseguir un terreno entre tres y cinco hectáreas para garantizar la movilidad, la gran cantidad de negocios que se ponen al rededor de las corralejas, un sitio para las clínicas veterinarias, los parqueaderos, entre otros aspectos.

“Me gustan las corralejas y las defiendo. Además, hay mucha gente que vive de estas actividades y sería muy grave para algunos. Pero soy consciente de que si en Turbaco no hay condiciones para realizar las fiestas, no se deben hacer. Es mejor ir pensando en otra clase de eventos para las fiestas patronales. Hoy días las condiciones no están dadas”, concluyó.

Lo que dijo el Alcalde de Turbaco
El Juzgado Doce Administrativo Oral del Circuito de Cartagena ordenó a Antonio Víctor Alcalá Puello, alcalde de Turbaco y a Esther María Jalilie García, alcaldesa de Arjona, diseñar, adoptar y ejecutar medidas y controles que garanticen protección especial a los animales que son utilizados en corralejas, en un término de tres meses.

Ante esta situación Alcalá Puello anunció que estudia la posibilidad de suspender de forma definitiva la realización de las corralejas en el municipio pues las condiciones no estarían dadas. “Acatamos el fallo porque expone unas situaciones que se presentan durante las corralejas... Se deben tomar unas medidas más drásticas encaminadas a la protección de los animales por eso estamos analizando la situación para tomar una decisión y lo más probable es que no se hagan las corralejas este año”, indicó el alcalde. Por su parte, la alcaldesa de Arjona, Esther M. Jalilie, indicó que su administración sí ha cumplido y las corralejas en esa población se realizarán.
 

 

 

  NOTICIAS RECOMENDADAS