Bolívar


Demóstenes sigue encadenado en la Alcaldía

MÓNICA MEZA ALTAMAR

18 de junio de 2014 12:02 AM

Seis días se completan en la mañana de hoy desde que Demóstenes Fuentes Suárez tomó la drástica decisión de encadenarse en las afueras de la Alcaldía de Clemencia, en protesta por el pago de las prestaciones sociales que le adeuda esta entidad desde su despido en 2001. Lea aquí (Demóstenes se encadenó a la Alcaldía de Clemencia)

Demóstenes, quien para ese entonces se desempeñaba como gerente del Fondo de Vivienda de Clemencia, afirmó que por Resolución (0341 de octubre de 2001) debían cancelarle unos 60 millones de pesos, pero ante el incumplimiento de la Administración municipal, actualmente la deuda asciende a 120 millones de pesos.

“Si no me solucionan mi problema lo más pronto posible voy a endurecer mi protesta. Creo que hasta podría suturarme los labios”, advirtió en medio de su desespero.

El hombre, de 59 años, señaló que esta es la cuarta administración de turno que enfrenta en lo que va corrido de su lucha por lograr el pago de sus prestaciones sociales.

RECHAZA PROPUESTA

Respecto a la propuesta que le hizo el alcalde de Clemencia, Jorge Luis Batista, de aceptar inicialmente el pago de 15 millones de pesos y luego recibir abonos de 5 millones de pesos cada mes o cada dos meses, Demóstenes ratificó que “esa propuesta no es viable. Si por lo menos ofreciera pagarme el 50% inicialmente aceptaría (...) Con esa forma de pago termina su período y no me termina de pagar”.

Aseguró que “la Alcaldía ya ha tenido el tiempo suficiente para solucionar este problema. Hay otros trabajadores esperando el pago de cesantías y demás prestaciones (...) Parece que en este municipio no recogen nada de dinero en los recaudos porque no le han pagado un peso a la primera persona”.

El antiguo gerente del Fondo de Vivienda de Clemencia manifestó que “el Alcalde ha violado la ley, porque el Juez lo citó a una conciliación para que estableciera un cronograma, e hizo caso omiso”.

Por ello desea que la Fiscalía y demás entes pertinentes en este caso velen por el pago de sus prestaciones sociales.

Por su parte, el Alcalde de Clemencia enfatizó que “¿para qué lo voy a engañar? No puedo aumentarle el pago inicial porque no hay recursos. La Alcaldía tiene más de 20 demandas que atender y tenemos embargados los recursos de calidad educativa desde hace dos años por una demanda laboral”.

ESTADO DE SALUD DELICADO

La salud de Demóstenes, quien  hace dos años superó un infarto y hace un año y medio venció el cáncer, vuelve a estar en juego.

Desde que decidió encadenarse y dejar de comer sufre de constantes bajas de presión. No obstante este hombre dice que seguirá firme en su lucha hasta ser remunerado.

“Si el Presidente quiere conseguir la paz que empiece por hacer justicia social. Yo soy un tipo noble que lo único que ha hecho es servirle a mi Patria”, agregó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS