Bolívar


El drama de las familias de El Carmen de Bolívar

KENDRY SERRANO

08 de septiembre de 2014 01:17 PM

La situación de 402 niñas  en El Carmen de Bolívar, entre 9 y 18 años de edad, se convirtió en un problema de salud pública.

Lo que más preocupa de la situación es que la integridad física, mental y social de las niñas, se afectó debido al manejo que le han dado los médicos y el Estado. Como resultado hay miedo e incertidumbre colectiva, así como grandes cambios en el estilo de vida de las menores.

La reciente aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en marzo, es el punto común entre las afectadas que sufren dolores de cabeza, sensación de vómito, parestesia (hormigueo en las extremidades), y desvanecimiento consciente. Esto se debate y cuestiona debido a que a los padres no se les notificó que a las menores se les aplicaría este biológico.

PRIMEROS CASOS

Los primeros casos registrados se presentaron en el mes de mayo. A partir de allí el número de menores con “afecciones síncope” (pérdidas del conocimiento debido a una disminución del flujo sanguíneo al cerebro) se ha incrementado no solo en el área urbana, sino también en la parte rural.

HIPÓTESIS

1. Metales pesados en la sangre de las menores: esta hipótesis se descartó debido a que solo se descubrió plomo en dos de las niñas.

2. Enfermedad psicogénica masiva: Algunos especialistas en psiquiatría e incluso en uno de los comunicados del Ministerio de Salud, se manifiesta que las menores  padecían  de una crisis colectiva, popularmente conocida como histeria de masas, debido a que los síntomas no guardan relación específica con alguna enfermedad biológica y sí con signos de ansiedad.

3. Efectos secundarios de la vacuna contra el VPH:  Debido a que el mayor punto común de las menores es la aplicación de la vacuna, los padres, la opinión pública  y un reducido grupo de médicos, atribuyen estos síntomas a una reacción a causa de la misma. Esta hipótesis fue desmentida por las entidades gubernamentales, que invitan a no satanizar el biólogo.

¿QUÉ DICEN LAS ENTIDADES ENCARGADAS?

Ministerio de Salud: durante la última visita del ministro de salud, Alejandro Gaviria Uribe, se comprometió a brindar atención médica especializada y demás servicios necesarios para las menores, así como a seguir indagando sobre la situación de la mano de expertos.

Hospital Nuestra Señora del Carmen: Augusto Agámez, coordinador asistencial,  manifiesta que se realiza el diagnóstico de las niñas. Por el momento solo se les hace el manejo sintomático de la crisis y se les explica a los padres cómo manejar la situación en sus hogares.

Sin embargo, hay casos que parecen mostrar que existe otra realidad aún más grave en lo social y económico, y está pasando desapercibida. Hablamos de niñas que han cambiado su rutina diaria y se han visto obligadas a dejar de hacer lo que más les gusta, y de padres que, incluso, han abandonado sus oficios para dedicarse a atender a sus hijas, quienes hasta el momento no tienen una respuesta concreta sobre su situación. 

  NOTICIAS RECOMENDADAS