Bolívar


El Mar Caribe amenaza con destruir jarillón en Galerazamba

La comunidad, la Alcaldía de Santa Catalina y el operador de las salinas consideran que una inversión millonaria sería la solución para este problema. Piden intervención del Gobierno nacional.

WENDY CHIMÁ P.

18 de septiembre de 2021 10:00 AM

Las condiciones climáticas que afronta el país han hecho que aumente el oleaje en el Mar Caribe en las últimas semanas. Esto tiene preocupados a los habitantes del corregimiento de Galerazamba, jurisdicción del municipio de Santa Catalina, quienes temen que el jarillón que divide al mar con las salinas se rompa nuevamente.

“El jarillón está totalmente débil, por eso necesitamos que el Gobierno nacional junto con el departamental se articulen para que canalicen los recursos y así poder solucionar esta situación”, dijo Enrique Porras, presidente de la Junta de Acción Comunal de Galerazamba.

La comunidad no quiere que se repita lo que ocurrió en abril de este año, cuando la fuerza del mar rompió parte del jarillón haciendo que 14 mil toneladas de sal se disolvieran, perdiendo así el trabajo de todo un año. Lea aquí: El mar amenaza con destruir las salinas de Galerazamba

“Si ya ocurrió este año, no queremos que en abril del próximo año, cuando vuelvan los vientos alisios, aumente la marea y nuevamente se meta el mar en las salinas. Aquí el único sitio turístico que tenemos es el mar rosado y de ocurrir esto, se pierde todo. También nos preocupa que llegue hasta el pueblo, hasta la comunidad, destruyendo todo. Por eso queremos que el Gobierno nacional busque los recursos para que hagan una protección costera en esta zona”, indicó Porras.

Lo realizado

En su totalidad el jarillón mide unos 550 metros, de los cuales unos ochenta fueron destruidos por el mar a principio de año. Sin embargo, toda la estructura está débil y por eso la comunidad insiste en que se busque una solución definitiva.

“Esta situación se viene presentando desde hace más de quince años, el mar estaba más lejos de donde se ve ahora, pero con el pasar de los años ha venido recuperando terreno y poco a poco nos ha afectado. De llegar a pasar más allá de las salinas, las consecuencias en el pueblo serían lamentables”, comentó el líder. En abril, cuando los pobladores vieron lo que ocurría, acudieron de inmediato a donde el operador de las salinas para que los ayudara con esa afectación del jarillón. Gracias a la acción articulada del operador, la Alcaldía y la Gobernación de Bolívar se logró reparar parte del daño. Lea aquí: Terminan el jarillón contra la erosión en Galerazamba

Le pedimos al Gobierno nacional que invierta en Galerazamba para solucionar esta problemática que nos afecta siempre que sube la marea”, Enrique Porras, presidente JAC de Galerazamba

“El operador no debería arreglar esto, porque a este le entregaron las piscinas de sal, pero no el Mar Caribe. Esta solución es una responsabilidad del Estado, y no es con $200 millones que se soluciona, pues los estudios topográficos que se hicieron en Galerazamba determinaron que se necesitan unos 15 o 20 mil millones de pesos para la construcción de los espolones”, aseguró Porras.

Ante esto, Gabriel Cabrales, operador de las salinas, señaló: “La comunidad teme que el mar reviente, tumbe y llegue hasta la población, por eso procedimos a arreglar esta situación, pero la reparación que hicimos fue sobre un jarillón que no es protección costera, es solo un terraplén de división de un área de título minero para separar una piscina de otra”, comentó Cabrales.

Debido a esto, en el municipio se declaró urgencia manifiesta o calamidad pública.

El Universal conoció que este jarillón fue construido hace 70 años, cuando el Banco de la República era el operador de las salinas. Luego, pasó a una empresa privada durante 35 años, pero, al parecer, nunca se le hicieron las obras de mantenimiento para reforzar la muralla de tierra que separa a las piscinas del mar. Tampoco se hicieron obras para contrarrestar la arremetida del mar. Lea aquí: En Galerazamba el mar está a punto de destruir el jarillón

Desde la Alcaldía municipal señalaron: “Desde que se presentó la emergencia declaramos la calamidad pública y dimos instrucciones a la Secretaría de Planeación para que, en conjunto con los coordinadores municipales de Gestión de Riesgo y Ambiental, evaluaran la magnitud de la situación y, al mismo tiempo, concertáramos con el director de la Unidad de Prevención y Atención de Riesgos de Bolívar y los directores de las salinas una solución, lo cual derivó en la recuperación del jarillón”.

Le puede interesar: Las playas de Galerazamba están invadidas de basuras

Otros problemas

Pese a que el rompimiento del jarillón es lo que más preocupa a la comunidad, las basuras que han llegado a este punto desde el río Magdalena también los está afectando.

“Todos esos plásticos y ramas los trae el mar desde el Magdalena, pero no hemos conseguido que las autoridades limpien esta suciedad, lo que nos ha estado afectando mucho”, explicó Porras.

  NOTICIAS RECOMENDADAS