En San Cayetano piden puente para no arriesgar sus vidas

01 de diciembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Esperar que baje el agua del arroyo, pisar la piedra correcta -para no resbalar-, apoyarse en un palo para mantener el equilibrio, son algunas de las maromas que deben hacer los habitantes del barrio Bacotá, en el corregimiento de San Cayetano, en San Juan Nepomuceno, para llegar al otro extremo del poblado.

Amparo Castro, miembro de la Junta de Acción Comunal (JAC), refirió que desde que se conformó el barrio, hace más de 10 años, viven con la amenaza de que algo le pase a algunos de los habitantes debido a la falta de un puente que facilite la movilidad sin exponer sus vidas.

“No tenemos una forma segura de cruzar y aquí hay personas de la tercera edad, niños, discapacitados y hasta una embarazada, por eso el no tener un puente representa un riesgo para todos, especialmente en época de lluvias que es cuando el arroyo se crece y quedamos aislados”, advirtió.

Algunos habitantes aseguraron que anteriormente podían salir por la parte trasera pero con las obras de ampliación de la vía les fue restringido el paso, dejando alrededor de 13 familias viviendo el drama de arriesgar su integridad al cruzar el arroyo San Cayetano o atravesar las laderas resbalosas que hay en el sector.

“Las familias no tienen acceso a la salida, en la parte de atrás son predios privados y no tienen por dónde salir, la única salida es por el arroyo y cuando este se crece quedan totalmente incomunicadas”, expresó Javier Sarabia, presidente de la JAC de San Pedro, vecinos del barrio Bacotá.

Los más afectados por esta situación son los niños, quienes muchas veces deben faltar a clase al no tener forma de llegar a la escuela.

“Nos da miedo exponerlos, debemos esperar que baje el arroyo y cargarlos en los hombros”, aseguró Judith Monroy, habitante de Bacotá.

La islita

Una situación similar e incluso peor, aseguran que viven en el barrio San Pedro sector La Islita, en donde residen unas 14 familias que quedan igualmente incomunicadas cuando aumenta el caudal de los arroyos de Toro y de Naranjal.

“Hay dos arroyos que dejan totalmente incomunicados a los habitantes, hemos tenido que recurrir a la alimentación por medio de bolsas, se les tiran artículos para que los reciban, una vez duraron dos días incomunicados y sin alimentación porque el arroyo se creció”.

Sin respuesta

La comunidad manifestó que hace un tiempo expusieron la queja ante la Alcaldía pero no han obtenido una respuesta o alguna solución.

“Las JAC nos sentimos huérfanas por parte de las administraciones, porque se hace la gestión pero nunca hay recursos y se dilatan los procesos, evaden las responsabilidades con las comunidades y ya no sabemos dónde más tocar puertas”.

Alcaldía evaluará la situación
El alcalde de San Juan, Benito Acosta, informó que el sector Bacotá por ser invasión tienen salida por la carretera y que a la fecha no tenía conocimiento de que ahora tuviesen el paso restringido, sin embargo afirmó que revisarán la situación con la Secretaría de Planeación para ver qué solución se puede plantear.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS