En un día de protestas, bloquean vías por falta de agua y de docentes

21 de marzo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las inconformidades entre los pobladores de algunos municipios de Bolívar siguen generando bloqueos y protestas, en donde la comunidad exige más acciones de parte de las autoridades.

Ayer, los protagonistas fueron los habitantes de corregimientos en Marialabaja, San Juan Nepomuceno y Santa Catalina. Las razones para irse por las vías de hecho fueron la falta de docentes y mejor infraestructura educativa, mientras que otros lo que piden es tener un servicio de agua potable, sobre todo en esta época de sequía cuando la problemática se hace sentir mucho más.

Bien temprano, los estudiantes de grado 11 de la Institución Educativa de Matuya, corregimiento de Marialabaja, mostraron su preocupación pues este es su último año escolar, en donde además de graduarse como bachilleres, es el primer paso para poder continuar sus estudios superiores. Sin embargo, creen que con la falta de docentes dar ese salto será muy difícil.

“No tenemos docentes en áreas como matemáticas, física y química, y no hay asomo de nombramientos", comentó Eladio Ruiz, uno de los estudiantes.
Varios de ellos indicaron que la respuesta que da la Secretaría de Educación de Bolívar es que los docentes están inscritos en el aplicativo del Banco de la Excelencia y se espera que el Ministerio de Educación habilite las plazas disponibles”.

En Loma Arena
Nuevamente habitantes de Santa Catalina, esta vez en el corregimiento de Loma Arena, bloquearon la Vía del Mar, para exigirle a la administración municipal que les preste el servicio de agua potable, toda vez que llevan más de cinco meses, según manifestaron algunos de sus pobladores, que el líquido no llega a sus viviendas.

Sin embargo, aseguraron que por lo obsoleto que es el acueducto regional que le presta servicio también a Polo Nuevo, Colorado y Galerazamba, el agua llegaba una o dos veces cada mes.

Para mitigar la problemática que lleva varias décadas, la Alcaldía envía carrotanques, como lo hace en otros sectores que también sufren por esta crisis. “Nos dan tres o cuatro canequitas pequeñas de agua, que a duras penas pueden tardar dos días en acabarse. En mi casa somos cinco y además hay que cocinar, lavar, hacer aseo, etc.”, afirmó Ana María Cervantes, habitante de Loma Arena.    

Sin embargo, Sigifredo Tapia, alcalde encargado de Santa Catalina, manifestó que si bien la comunidad tiene derecho a protestar, no deben bloquear las vías afectando la movilidad, pues los carrotanques sí se están enviando.

“Lo que vemos con preocupación en Santa Catalina, es que se avecina un proceso político y al parecer hay una candidatura (a la Alcaldía) que estaría incitando a los bloqueos. Tienen derecho a protestar y exigir, pero la población no tiene que dejarse incitar para irse a las vías de hecho, pues el agua se está enviando mientras se le hacen las inversiones al acueducto”, destacó.

También por agua
No solo la falta de agua potable fue lo que motivó a que pobladores de San Cayetano, corregimiento de San Juan Nepomuceno, bloquearan la Troncal de Occidente. Lo que también causa indignación es que el alcalde Benito Acosta, supuestamente, se lleve la poca agua que capta el acueducto del corregimiento y que se distribuye de manera sectorizada.

Sostienen que en una de las plantas que envía el agua a San Juan, se detectó un dañó y el casco urbano también  está sufriendo. Ante esto se vieron en la necesidad de solventar la falta de agua en el casco urbano con la del corregimiento.
Una fuente de la Alcadía argumentó que al corregimiento fueron enviados carrotanques para mitigar la falta de agua. Pero aclaró que cuando hay daños en el acueducto de San Cayetano, la falta del líquido para estos pobladores se resuelve con la que se envía para San Juan y viceversa.

Se reubican docentes
El secretario de Educación de Bolívar, Óscar Marín Villalba, explicó que sobre la falta de docentes en la Institución Educativa de Matuya, en Marialabaja, se procedió a hacer una mesa de diálogo y se optó por una reubicación interna de docentes. “Miramos las matrículas y las cargas académicas. Los profesores que en algunos colegios quedaron sin carga académica fueron reubicados”, indicó.   

Nos dan tres o cuatro canequitas pequeñas de agua, que a duras penas pueden tardar dos días en acabarse. En mi casa somos cinco y además hay que cocinar, lavar, hacer aseo” .
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS