Fondo Adaptación inició ruta para destrabar obras

19 de agosto de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Terminar obras que se iniciaron y cumplirle a sus beneficiarios es el objetivo del Fondo de Adaptación. Así lo indicó Édgar Ortiz Pabón, gerente de esta entidad, durante un comité de seguimiento, denominado “Seguimiento a Fondo”, a los proyectos que aún no se han entregado en los departamentos de Bolívar y Atlántico, realizado entre el 15 y el 16 de agosto en Cartagena.

“El Fondo Adaptación, desde que fue asumido por la administración del presidente Iván Duque, tiene un objetivo fundamental y es que no vamos a dejar ni una sola obra de las que se iniciaron y recibimos iniciadas, sin concluir. Vamos a hacer todos los esfuerzos y garantizar los recursos para terminar todos los proyectos”, precisó Ortiz Pabón.

(Lea aquí: Puente Yatí - Bodega lleva 97% de avance)

De acuerdo con los datos del Fondo, en estos dos departamentos hay proyectos de vivienda, educación, protección y salud en ejecución, por más de $570.000 millones. Sin embargo, varios de ellos tienen retrasos, fueron abandonados, tienen procesos jurídicos o sus contratistas están quebrados.

Ante este panorama, Ortiz Pabón aclaró que la idea no es desgastarse en procesos jurídicos sino dar feliz término a los proyectos. Por eso, para buscar alternativas, 37 contratistas y supervisores pasaron al tablero y explicaron el estado actual de las obras, los motivos por los que no se han culminado y asumieron compromisos de entrega.

“Recibimos una situación de muchos proyectos en ejecución, pero muchos con retrasos, abandonados, con contratistas quebrados o proyectos en procesos jurídicos. Debemos tomar correctivos inmediatos para que los contratistas e interventores respondan y concluyan las obras. Es preferible que concluyan los proyectos y se entregue una buena obra a iniciar un pleito. Finalmente, el Fondo está creado para entregar obras, no para demandar a contratistas incumplidos”, afirmó.

Sector vivienda

El sector vivienda es uno de los frentes en los que más recursos invierte la entidad. Pese a esto, son más de 600 las soluciones de vivienda que siguen sin construirse o están inconclusas en Bolívar.

Comfenalco Cartagena, contratista a cargo de los proyectos que se hacen en los municipios de Calamar, Mompox y Hatillo de Loba, informó que, de las 4.614 viviendas que debía atender, ya ha entregado 4.482, y se comprometió a que las restantes deberán estar listas antes de finalizar el 2019.

En Calamar se construyen 84 viviendas (41 en reconstrucción en sitio propio y 43 de reubicación), de las cuales ya se han entregado 39.

En Mompox faltan por entregar 7 viviendas, que estarán listas antes de octubre.

Y con respecto al proyecto de 261 viviendas en Hatillo de Loba, faltan por entregar 68, que tienen un avance del 51% y se acordó que podrían estar listas en los próximos meses.

“El compromiso es que el contratista nos pasará una propuesta de cómo cerrar la construcción de esas viviendas y entregarlas antes del 31 de diciembre. Como contratista van a asumir los contratos que incumplieron sus subcontratistas, es decir, ellos harán los procesos legales con sus contratistas, pero los anticipos y recursos girados por el Fondo Adaptación serán honrados por Comfenalco Cartagena”, aclaró Ortiz Pabón.

De igual forma, se acordó hacer una mesa de trabajo este miércoles para revisar qué pagos están pendientes y generar flujo de caja.

(Le puede interesar: Colegio de El Peñón no aguanta más robos)

Mientras tanto, en Achí, donde se desarrolla un proyecto que compromete 748 viviendas, de las cuales solo se han construido unas 120, se acordó con el consorcio constructor Nuevo Achí reactivar la construcción a partir del 1 de septiembre y realizar un plan de entregas mensuales, a partir de febrero de 2020, que deberá terminar antes de diciembre del próximo año.

Asimismo, el Fondo hará seguimiento para que en los próximos seis meses se construya la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), la cual es indispensable que esté lista antes de comenzar la entrega de las viviendas.

“La comunidad debe estar tranquila y debe saber que vamos a cumplir con la entrega de todas las viviendas, por eso en septiembre se le presentará a los habitantes de la región la solución del proyecto y el cronograma de trabajo, para que ellos mismos hagan la veeduría ciudadana”, aseguró el gerente del Fondo.

Sector educación

En cuanto al sector educativo, son 14 los colegios que siguen inconclusos, de los cuales los siete de los más atrasados fueron contratados, de manera descentralizada, por la Gobernación de Bolívar a través de convenio con el Fondo Adaptación, mientras los otros siete fueron contratados directamente por la entidad.

Para el caso de los siete que están a cargo de la Gobernación y que se ejecutan en Mompox, Pinillos, Barranco de Loba, El Peñón, Hatillo de Loba, Montecristo y San Jacinto del Cauca, el Fondo fijó el 15 de noviembre de este año como último plazo para su entrega, de lo contrario se iniciarán procesos legales a los que haya lugar.

Mientras que las siete instituciones a cargo del Fondo en los municipios de Hatillo de Loba, Cicuco, Mompox, Marialabaja, San Martín de Loba y Barranco de Loba, serán entregadas en este segundo semestre de 2019.

(Lea también: En 15 días se radicará proyecto Palenque municipio especial)

Los hospitales

Finalmente, con respecto a los tres hospitales que se construyen en Mahates, Soplaviento y San Cristóbal, se acordó su entrega para antes de finalizar este año. De no lograrlo en las fechas acordadas, la interventoría deberá solicitar el proceso de incumplimiento.

De estos tres hospitales, el que tiene mayor porcentaje de atraso es el de Mahates, por lo cual ya se inició acción de incumplimiento. Por tanto, si no cumple con el plazo, que es antes de finalizar el año, se continuará con la acción.

Caso de Montecristo

En Montecristo, el proyecto de vivienda Villa Daniela, a cargo del contratista Comfenalco Santander, debió ser entregado en diciembre de 2017, pero a la fecha siguen sin ser adjudicado a sus beneficiarios.

Al parecer, al momento de terminarse el contrato, Comfenalco Santander tenía terminadas 220 viviendas y las 80 restantes estaban en un avance del 90%, pero ninguna tenía suministro de servicios públicos, lo que las hacía inhabitables.

“Los problemas son por servicios públicos, el proyecto está prácticamente terminado, pero abandonado por el tema de servicios públicos. Si no se garantizan los servicios públicos, no podemos entregar las viviendas”, aseguró Ortiz.

El Fondo precisó que la Gobernación de Bolívar debía hacer unas obras a través del plan departamental de agua que aún no ha hecho. Por su parte, la Alcaldía de Montecristo se comprometió a suministrar el mínimo vital, pero tampoco ha hecho la conexión.

Así las cosas, el gerente del Fondo Adaptación conminó “a la gobernación y la alcaldía a dar una solución en el tema de acueducto para poderles solucionar la vivienda a 300 personas. El proyecto está listo, pero dependemos de Gobernación y Alcaldía”. Asimismo, aseguró que se iniciará una acción con la Procuraduría si no se cumple con lo acordado y si es el caso tomará acciones en contra de los funcionarios, por violar el derecho a la vivienda de esas 300 familias.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS