Las aguas residuales es el problema con el que viven en La Ceiba

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Aparte de la preocupación que asiste a los nuevo habitantes que llegaron hace varias semanas a la urbanización Villa Sofi en El Carmen de Bolívar por los olores putrefactos que al parecer está generando el vertimiento de aguas residuales por fuera de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Petar), se suma la molestia de lo docentes y estudiantes de la sede de la Institución Educativa Gabriel García Taboada ubicada en el barrio La Ceiba.

Rodolfo Villa, docente, expresó que desde la semana pasada comenzaron aparecer corrientes de aguas negras y los olores se han vuelto insoportable.

Explicó el profesor, que podrían tratarse de las aguas que salen de los aparatamentos que ya fueron habitados y no llegan directamente a la Petar.

“Los olores son tan fuertes que nos tocó suspender las clases porque no podemos estar trabajando con esa situación”, dijo Villa.

Villa manifestó que desde la Secretaría de Planeación debería ir una comisión para que evalúen la situación y tomen los correctivos necesario, antes que se agrave esa emergencia sanitaria.

Las aguas que comenzaron a correr por diferentes sectores es el motivo de esa situación, la cual provocó la suspensión de las clases el día de hoy.

Otros habitantes aseguran que la Petar fue construida por debajo del nivel de las viviendas, situación que está afectando la convivencia y la educación de los menores.

El Universal conoció que un grupo de empleados de la Secretaría estuvieron en el sector y van a reprogramar una visita para poder tomar las medidas correspondientes.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS