Padres de niñas de El Carmen rechazan informe de INS

05 de enero de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los padres de las más de 700 estudiantes que presentan una enfermedad aún sin determinar, y que atribuyen a la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en El Carmen de Bolívar, rechazaron los resultados que arrojó el estudio que realizó el Instituto Nacional de Salud (INS) el año pasado y publicado por diario El Tiempo, en el que se manifiesta que los desmayos, la debilidad en las extremidades y otros síntomas en las niñas y adolescentes no están relacionados con dicha vacuna.

Aseguran que lo expresado por el director del INS, Fernando De La Hoz Restrepo, es “una falta de respeto” con la salud y la realidad que padecen las estudiantes, quienes presentan extrañas crisis, que según sus papás, se iniciaron luego de que se les aplicara la vacuna del VPH, en marzo de 2014.

Emerson Sandoval Cervantes, padre de una de las menores afectada, dijo que De La Hoz aseguró que se comprobó que la totalidad de las vacunas aplicadas en El Carmen de Bolívar son del mismo fabricante y pertenecen al mismo lote, y que la cadena de frío no presentó alteraciones que pudieran afectar la vacuna, pero que esto solo lo sabe el Instituto y sobre eso a ellos ninguna autoridad de salud les ha demostrado nada.

Rechazó que las niñas no están enfermas “por las condiciones de pobreza, de violencia y de carencias específicas del pueblo; ni por el bajo nivel de ilustración general de la población o la influencia de conceptos antivacuna, mezclados con preceptos de índole moral, religiosa, política y hasta económica”, que es lo que expresa el informe. Indica que hay resultados de exámenes médicos que les  realizaron en el Hospital San José de Bogotá a las pequeñas y que reflejan la presencia de plomo en su organismo.

Por su parte Gretty Blanco, madre de otra menor, asegura que el problema de salud que afecta a su hija si está relacionado con la aplicación de la vacuna, pero que ningún médico se atreve a certificarlo por temor a ser sancionados por el Ministerio de Salud.

“Mi hija se complicó luego de que la vacunaron, tiene problemas en una de sus piernas y creo que esa no es secuela de la violencia o de desnutrición, presenta fuertes dolores de cabeza y dolor en sus brazos”, señaló la madre.

Precisó que en las mismas condiciones en que se encuentra su hija hay muchas más menores sufriendo con las crisis, y no entienden por qué el INS sale ahora diciendo que nada tiene que ver la aplicación de la vacuna.

Así mismo, representantes de la Organización para la Defensa de los Derechos de los Ciudadanos ODDC, con sede en El Carmen de Bolívar, precisaron que sería sano conocer el informe del INS de manera completa para saber cuál es número de niñas a las que no les aplicaron el biológico y presentan los síntomas.

Rechazaron la afirmación del INS de seguir manifestando que el problema se debe a “episodios de causa psicogénica”, y exigen una mejor atención por parte del Gobierno nacional y pidieron un estudio el síndrome de ASISA y el autoinmune por adyuvantes.

El INS consideró que lo ocurrido podría deberse a “episodios de causa psicogénica”, favorecidos por la percepción de miedo entre las niñas, ante la posibilidad de que algo tóxico hubiera ingresado a su cuerpo; la mediatización de los episodios y la falta de respuesta clínica ante los eventos que iban en aumento.

APARTES DEL INFORME

El informe publicado por El Tiempo explica que después de revisar y analizar 629 historias clínicas y de identificar a 517 pacientes, ninguna de ellas presentó alteraciones orgánicas. Tampoco se encontraron signos o síntomas neurológicos o de otro tipo que permitieran hacer diagnósticos sobre la presencia de enfermedades físicas. Durante el análisis también se determinó que los episodios no presentan aumentos que evidencien picos que coincidan con el periodo de aplicación de las vacunas; por el contrario, tienen una distribución plana en el tiempo. Los investigadores anotaron, además, que la mayor cantidad de niñas afectadas se encuentra entre los 11 y los 13 años de edad, aun cuando la mayor cantidad de vacunas han sido aplicadas entre los 9 y los 11 años. De hecho, algunos casos se presentaron en niñas que aún no habían recibido el biológico.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS