Suicidio, un problema que afecta cada vez más a los jóvenes

21 de julio de 2019 06:40 PM
Suicidio, un problema que afecta cada vez más a los jóvenes
En el 2019 se han reportado más de mil casos de suicidio. //Archivo.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En el 2004, la vida de Luz Carrillo se desmoronó como una torre de naipes cuando su esposo, con quien compartió varios años, le pidió el divorcio. La decisión le causó tanto impacto que durante los ocho meses siguientes bajó 30 kilos de peso y se volvió presa de vómitos, migrañas, taquicardia, vértigo, pánico, ansiedad, angustia, desmotivación, entre muchos otros síntomas.

Aunque ella no le encontraba una explicación a sus males, algo sí estaba claro y era que necesitaba ayuda. Fue entonces cuando recurrió a varios métodos como la hospitalización, terapias, sacerdotes, medicamentos homeopáticos, e incluso el alcohol. Sin embargo, Carrillo sentía que nada le hacía recuperar la paz.

(Lea aquí: La tala de árboles sigue afectando a los Montes de María)

Fue entonces cuando dejó a un lado todas estas alternativas y volvió a lo básico: su familia. Pero entonces, todo fue de mal en peor y en vez de encontrar apoyo, sintió que su vida no valía la pena.

“Llamé a mi familia para despedirme y no encontré apoyo, ellos pensaban que era falta de carácter, debilidad personal, que me faltaba verraquera para enfrentar la vida, que ‘Dios me estaba castigando’. No entendían lo que estaba viviendo”, explica.

En ese momento su cuerpo y mente parecieron llegar al límite. Cegada por la desolación, se dirigió a un barranco. Solo unos cuantos centímetros separaban a su débil cuerpo de un abismo al cual estaba dispuesta a lanzarse. Pero al estar a ese punto, llegó lo que parecía una segunda oportunidad.

“Antes de mi intención de lanzarme al vacío, supliqué de rodillas a mi poder superior que me perdonara por lo que iba a hacer, y lloré largas horas amargamente. Al final de la oración, sentí que me respondió, porque empecé a sentir fuerzas (había perdido 30 kilos) y me recordó lo que significaba creer”.

Luz Carrillo es una de las miles de personas en el país que han intentado suicidarse. Hoy, a sus 46 años, para ella este oscuro capítulo está superado y, por el contrario, lucha por ayudar a otros con su fundación Unidos contra la Depresión.

Y su idea de ayudar a quienes tienen pensamientos suicidas no es descabellada. Así lo reveló un informe del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses sobre el suicidio en Colombia, el cual reveló que, a diferencia de Carrillo, son muchas las personas en el país que ven en el suicidio su mejor opción.

(También puede leer: Seis excombatientes escriben una vida lejos de la violencia)

De acuerdo con el informe, en lo corrido del 2019 se han reportado 1.024 suicidios en el país, de los cuales 447, cerca de la mitad del total de casos, corresponden a niños, adolescentes y jóvenes que figuran como principales víctimas. De estos, 125 son menores de entre los 5 y 17 años. El mismo informe revela que la población entre los 20 y 24 años ocupa el primer lugar, destacándose como el grupo de riesgo mayoritario.

“Son los que más reinciden en actos suicidas y esto es una tendencia que preocupa porque aumenta considerablemente y se convierte en un factor que pone cada vez más en peligro a la juventud”, aseguró el médico Javier Quintero, experto en asuntos de salud mental de Medimás EPS.

El panorama de Bolívar

Para Bolívar, en el primer semestre del año se reportaron 32 suicidios (incluidos 4 menores de edad). El año pasado fueron 69, incluidos 4 menores también.

Los resultados parciales del 2019 indican que a fin de año el panorama no será tan distinto al del 2018, lo que está prendiendo las alarmas por la conducta suicida en niños, adolescentes y jóvenes, como se señala en el boletín de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Además, según el reporte más actualizado del Observatorio de Salud Mental de Minsalud, en el departamento se han atendido cerca de 26 mil personas por trastornos mentales y de comportamiento, durante el último año.

Las Causas

Según expertos en salud mental, la conducta suicida tiene una predisposición genética, pero, adicional a ello, también hay aspectos psicosociales que aumentan las probabilidades de que este fenómeno se presente. Para el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, los conflictos con pareja o expareja, desamor, problemas económicos, enfermedades físicas o mentales, escolares o educativas son los principales detonantes de suicidios en el país. Para el caso de los adolescentes y jóvenes, prende las alarmas que durante los últimos dos años, el 2018 y el 2019, aparece una causa que antes no había sido registrada en los informes publicados por la misma entidad: el bullying.

(Le puede interesar: Estos son los cargos que la Procuraduría formuló a exalcaldesa de Cantagallo, Bolívar)

“Es una forma de violencia que afecta la estabilidad emocional y la salud mental de los más pequeños. En el primer semestre de este año ocurrieron dos muertes autoinfligidas en menores entre los 5 y 9 años, justamente por esta causa”, expresó el médico experto de Medimás EPS. Agregó que “la sociedad digital y acelerada en la que hoy en día viven las nuevas generaciones ha incidido en que desarrollen más la sensación de nostalgia, de frustración. Cambian las formas de relacionarse con el mundo, lo que a su vez produce un aislamiento social, que al separarlos de su familia o de su pareja, en el peor de los casos, puede conllevar a que se fortalezca ese pensamiento suicida”, explica el médico Javier Quintero.

Con el fin de evitar la reincidencia en el comportamiento suicida y contribuir a la rehabilitación psicosocial, Medimás EPS dispuso una ruta de atención integral dirigida a la población en riesgo de conducta suicida.

La ruta, pionera en el sector, incluye acciones para la prevención, identificación de las personas potencialmente afectadas, diagnóstico, ingreso a los servicios de salud mental, tratamiento y un plan de seguimiento a cada uno de los casos. Inicialmente, los usuarios son identificados en urgencias o consulta externa; luego, se les brinda una atención, para que, de acuerdo al criterio médico, pueda clasificarse el riesgo de cada uno de estos e iniciar un tratamiento oportuno que guarde relación con el cuadro clínico.

(Lea también: Coldeportes reinició obras del complejo deportivo de Magangué)

En casos de emergencia, el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias dispone de los teléfonos 6645612 - 6644675. También de la línea 125, a la que las personas que tengan pensamientos suicidas pueden llamar y así recibir ayuda inmediata.

Intentos de suicidio
Por otro lado, la cifra de autolesiones que no conllevaron al suicidio pasó de 18.562 en el año 2016, a 27.648 en el 2018. Es decir, casi 10 mil reportes más en tan solo dos periodos de diferencia. En el 2019, el reporte va en 6.160, afectando en su gran mayoría a las personas que se encuentran entre los 15 y 29 años.

- Aislamiento.

- Cambios en el comportamiento.

- Trastornos asociados al consumo de estupefacientes, extrema violencia.

- Alteraciones emocionales graves, deseos de autolesionarse.

- Personas que han sufrido la pérdida de un ser querido.

- Víctimas de diferentes formas de violencia o tienen historial familiar de suicidios.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS