Regional


Calamar y Tiquisio fortalecen todas sus medidas sanitarias

El alcalde de Calamar se dedica al teletrabajo mientras supera el contagio de COVID-19.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

16 de junio de 2020 12:00 AM

Luego que se presentaran nuevos casos positivos para COVID-19 en las poblaciones de Calamar y Tiquisio, las autoridades incrementaron las medidas para evitar la propagación del virus.

Después de que el mismo alcalde de Calamar, Alejandro Arrázola Sagbini, revelara, a través de las redes sociales, que había dado positivo en la prueba PQR para COVID-19, se inició un proceso de evaluación a los secretarios de despacho, para determinar a quién se escogerá para reemplazar al mandatario, mientras cumple el aislamiento que establecen los protocolos.

Arrázola Sagbini hizo saber que mientras ese proceso se surte, está desempeñándose en el teletrabajo para garantizar la seguridad del municipio.

Agregó que aumentó las medidas de control y prevención, ya que en Calamar van cinco casos de contagio y se busca al máximo evitar que la cifra siga elevándose.

Además, anunció que el transporte intermunicipal no se pondrá en marcha aún: y, por lo contrario, se regulará el horario de apertura del comercio, ya que en ese punto se aglomeran muchas personas diariamente.

Los operativos de seguridad por parte de la Policía y la Infantería de Marina se redoblarán, como también aumentará la comunicación con la comunidad, para que se tomen conciencia de la magnitud de la situación.

Añadió el burgomaestre que el aislamiento lo cumple en una vivienda fuera del municipio, para evitar tener contacto con el resto de la población.

“El que yo esté enfermo en estos momentos, no significa que el municipio se debe afectar. Estamos utilizando todas las herramientas tecnológicas para poder trabajar y contamos con el apoyo de la Gobernación de Bolívar”, indicó.

Tiquisio

El primer caso de contagio de esa población ubicada en el sur del departamento, provocó que la alcaldesa, Karen Contreras, adoptara medidas más drásticas que las que se estaban imponiendo desde que se decretó la emergencia sanitaria a nivel nacional.

Indicó que se estaba evaluando la posibilidad de autorizar el transporte acuático, pero, raíz del primer contagiado, la medida fue suspendida.

Aseguró que endurecerá la medida del “pico y cédula”, el cual antes era de tres dígitos, pero ahora se impondrá de dos, para evitar las aglomeraciones.

Los establecimientos comerciales solo podrán funcionar hasta la 1 de la tarde y seguirán los puestos de control en varios puntos del municipio.

Manifestó que el primer paciente corresponde a un hombre de 25 años, al cual le practicaron las pruebas y salió positiva, y ya iniciaron el cerco epidemiológico.

San Juan, sin casos

El alcalde de San Juan Nepomuceno, Wilfrido Romero Vergara, informó a su municipio que los siete pacientes que fueron diagnosticados como portadores del virus están totalmente recuperados.

Señaló que, así las cosas, la población pasa a tener cero casos, ya que el último paciente diagnosticado se recuperó, tal como lo manifiesta el último reporte entregado por las autoridades a nivel departamental y nacional.

“Esta noticia --dijo-- demuestra que las medidas están dando resultados, pero no pueden dejar de cuidarse”.