Regional


Córdoba sigue con el más alto índice de letalidad por COVID en Colombia

De los 7.543 casos confirmados de coronavirus, han muerto 800 personas.

NIDIA SERRANO M.

06 de agosto de 2020 03:02 PM

El departamento de Córdoba sigue ocupando el primer lugar en índice de letalidad por COVID-19 en Colombia. De los 7.543 casos de coronavirus, un total de 800 personas han muerto durante la pandemia, lo cual significa un 10,6 %, cifra que supera a regiones como Cundinamarca y Bogotá, cuyo índice de letalidad es del 2,7 por ciento, pese a que reportan cerca de 120 mil casos.

El viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, mostró su preocupación por lo que está ocurriendo en el departamento y pidió que se mejore la oportunidad diagnóstica y se investigue el manejo que le están dando a las camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, pues algunas muertes se han presentado esperando una cama UCI.

El funcionario también pidió que se incremente el número de pruebas de 800 a 1.700 en este momento de la pandemia y reiteró que a partir del próximo 15 de agosto ningún examen puede viajar fuera de Montería, lo cual quiere decir que hay que poner a funcionar rápidamente el laboratorio de salud pública.

También hizo énfasis en que las EPS deben hacer las pruebas máximo 48 horas después de haber sido solicitada, pues en el momento demoran hasta 15 días y ello está aumentando el nivel de criticidad de los pacientes.

Por su parte, el secretario de Salud departamental, Walter Gómez, indicó que están haciendo grandes esfuerzos para evitar el contagio masivo y las muertes, pero insistió en que el 90 por ciento de los pacientes que llegan a las unidades de cuidados intensivos están acompañados de comorbilidades e ingresan por descompensacion de sus cuadros clínicos de base.

Además de lo anterior, dijo que la gente sigue temerosa de consultar al médico y se complican en sus hogares. Prueba de ello es que han muerto 139 personas en sus casas. “Hemos pedido a las EPS que hagan acompañamiento a los pacientes que reportan síntomas, especialmente a los ancianos, para evitar que se descompensen”, indicó el funcionario.

Entretanto, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, sostuvo que dentro del grupo de víctimas hay 131 amas de casa, 100 personas que trabajan en servicios varios, 369 personas sin ocupación específica, 30 comerciantes, 21 pensionados, 18 personas que trabajan en obras civiles, 9 conductores, 9 campesinos, 6 profesionales de la salud, 4 policías, 4 profesores, 3 estudiantes y 2 guardias de protección.

TEMAS