Córdoba


17 municipios de Córdoba declararon calamidad pública por inundaciones

Urrá insistió en que ellos están controlando las descargas, pero que no pueden hacerlo con los aportes adicionales de las fuertes lluvias en el bajo Sinú.

NIDIA SERRANO M.

23 de agosto de 2021 08:27 AM

El departamento de Córdoba está en emergencia por la fuerte temporada invernal, que ha ocasionado el incremento súbito de los niveles del río Sinú, hasta el punto que 17 poblaciones se han declarado en calamidad pública.

La situación más grave se registra en vereda Sarandelo, jurisdicción del corregimiento Mata de Caña, municipio de Lorica, donde se registró rompimiento de una de las bocas, justamente donde recientemente se adelantaron obras provisionales con tablestacado, que serán reforzadas con el mismo material y costales.

También se recibieron reportes de corregimiento de Palo de Agua, en Lorica, por el desbordamiento del Sinú en la Boca Nicolasa, donde se ejecutaron trabajos provisionales en la vigencia 2020; en Retiro de los Indios y Severá, en jurisdicción de Cereté, y en Sabananueva y San Pelayo.

En Montería, el alcalde Carlos Ordosgoitia reportó afectaciones en Las Palomas, Guasimal, en la vereda El Coquito y en la zona de Los Garzones, razón por la cual fue convocado un Comité Extraordinario de Gestión del Riesgo, con el fin de evaluar la situación y tomar acciones de contingencia.

De acuerdo con lo señalado por la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, las comunidades ribereñas y las administraciones municipales deben estar atentas ante los incrementos del nivel del río, pues hay una alta probabilidad que suba en las próximas horas.

Las descargas de Urrá

Ante la situación que se está registrando en varias poblaciones de Córdoba, especialmente en la cuenca baja del Sinú, la empresa Urrá, encargada de la operación de la hidroeléctrica, indicó que los aportes al embalse se han incrementado notablemente en los últimos días.

Indicaron además que este domingo los aportes fueron superiores a los 1.000 metros cúbicos por segundo, lo cual impide a la hidroeléctrica reducir la generación de energía. Sin embargo, reiteraron que las descargas al río Sinú no superan los 664 metros cúbicos por segundo, caudal que en principio no provoca situaciones de riesgo aguas abajo, pero las condiciones se han complicado por las fuertes lluvias que han hecho aportes adicionales al caudal.

"Los aportes adicionales no pueden ser controlados por la hidroeléctrica, así como tampoco los aportes de las cuencas propias de ciénagas, arroyos y zonas bajas en general, sin embargo, no se puede perder de vista que, si no se estuvieran regulando las crecientes en el embalse, la situación en las cuencas media y baja del Sinú sería mucho más crítica", puntualizaron los directivos de Urrá.

  NOTICIAS RECOMENDADAS