Cordoba


Montería se llenó de indigentes

NIDIA SERRANO M.

24 de julio de 2015 12:00 AM

El desarrollo vertiginoso de Montería ha traído consigo la proliferación de indigentes. Sin embargo, no se sabe exactamente cuántos hay y por ello la Alcaldía iniciará un censo con el fin de determinar el número exacto.

El censo busca identificar a los habitantes de la calle, saber de dónde vienen, si están afiliados al régimen de salud, si tienen familiares y, especialmente, si están dispuestos a recibir ayuda en caso de tener problemas mentales o de farmacodependencia.

Las alarmas sobre el creciente número de habitantes de la calle, que habla de más de 700, se prendieron luego del crimen del sacerdote Luis Alfonso León Pereira a manos de uno de ellos.

Su muerte hizo visible un problema que se percibía en los semáforos, en los puentes y especialmente en el barrio Sucre, donde están ubicadas varias ‘ollas’ para el expendio de drogas. El hecho ocurrió el pasado 15 de junio cuando el cura se preparaba para oficiar misa en la iglesia del barrio Sucre.

Según el secretario de Gobierno de Montería, José Berardinelli, desde la Secretaria de Salud se implementan acciones de promoción y prevención orientadas a atender a esta población, que es además la más flotante en las ciudades. “Son personas que van de un lado a otro y que provienen en la mayoría de los casos de otras ciudades del país, hoy están en Montería, mañana en otro lado y esto hace más difícil su identificación. Sin embargo, los estamos atendiendo garantizando su acceso al régimen subsidiado de salud y llevando jornadas de promoción y prevención”, expresó Berardinelli.

Agregó que con la fundación Divina Misericordia se han realizado charlas sobre enfermedades de transmisión sexual, hábitos saludables, alimentación sana, higiene, prevención de enfermedades ocasionadas a causa del consumo de sustancias psicoactivas y consumo excesivo de alcohol, llegando con estas actividades a 100 habitantes de la calle.