Cordoba


Tres clínicas de Montería habrían vacunado a personal que no estaba en primera línea

La Procuraduría instó al secretario de Salud de Córdoba, Carlos Andrés Vasco, a ejercer inspección y vigilancia sobre el proceso de vacunación contra el COVID-19.

NIDIA SERRANO M.

23 de febrero de 2021 11:20 PM

La Procuraduría abrió indagación preliminar con el fin de establecer si efectivamente hubo tres clínicas de Montería que vacunaron a personal que no estaba en primera línea de atención del COVID-19.

El órgano de control hizo un requerimiento al secretario de Salud de Córdoba, Carlos Andrés Vasco, para que vele por el transparente uso de las vacunas, que inicialmente se deben destinar para médicos que trabajen en la Unidad de Cuidados Intensivos de infectados con coronavirus.

Esa actuación preventiva se inició luego de una denuncia en la que se indicó que la Fundación Amigos de la Salud había vacunado a dos cirujanos plásticos, que no forman parte del grupo señalado por el Ministerio de Salud para recibir el biológico. Sin embargo, directivos de la clínica señalan que los profesionales vacunados sí hacen parte de atención contra el COVID-19.

También hay quejas en el sentido que en otro centro asistencial vacunaron a particulares y dejaron por fuera al personal que labora en las áreas que generan mayor riesgo, razón por la cual el Ministerio Público pidió que se ejerzan acciones de tipo administrativo en el eventual caso de evidenciar las irregularidades.

Otrea de los centros asistenciales que está en el ‘ojo del huracán’ en Montería es la Cínica Centro Cardioinfantil, la cual habría utilizado los biológicos para personal diferente al que labora en la primera línea. Sin embargo, la jefe de personal de esta IPS, Lucy Llorente, dijo que el listado fue enviado a la ESE Vidasinú, 18 en totalk, entre los cuales estaban médicos, pediatras, cardiólogos, médicos generales, jefes de enfermería y fisioterapeutas, pero el listado fue rechazado porque no aparecían en el aplicativo Mi Vacuna.

Sostuvo además que ante esa premisa, enviaron al personal que se encontraba en el aplicativo y que finalmente, fue el Ministerio de Salud el que priorizó al personal, dejando por fuera al personal asistencial.

Hicieron duras críticas al personal priorizado por el ministerio en el aplicativo porque aparecía un auxiliar de archivo, que nada tiene que ver con la atención de pacientes con COVID-19 y mucho menos forma parte de la primera línea de atención.

Habla secretaria de Salud

Por su parte, la secretaria de Salud de Montería, Yamina Restrepo Calonge, reiteró que la priorización de las personas que reciben la vacuna contra el COVID-19, está en manos del Ministerio de Salud y no depende de los entes territoriales.

“Nosotros no realizamos la priorización de la población que se va a vacunar, es el Minsalud el responsable de esta labor; nuestra responsabilidad es entregar las dosis que recibimos del departamento a las entidades habilitadas para aplicar la vacuna, pero no tenemos injerencia alguna en la priorización”, indicó.

Explicó que la base de datos con la información de las personas priorizadas en esta primera etapa, que es el talento humano de primera línea en el sector salud y los mayores de 80 años, la envía el Ministerio de Salud y Prosperidad Social a las Entidades Prestadoras de Servicios de Salud, EPS, que a su vez la remiten su red de prestadores para realizar el agendamiento de las citas y posterior la aplicación de la vacuna.

“Hemos venido realizando auditorías a la aplicación de las vacunas en las IPS de la ciudad con el fin de verificar que se esté aplicando el biológico a las personas priorizadas, con base en la información que está disponible en el portal web Mi Vacuna, que ha dispuesto el Ministerio de Salud y que toda persona puede consultar”, sostuvo la titular de la cartera de salud en la capital de Córdoba.

En Montería, la primera entidad prestadora habilitada para aplicar las dosis fue la ESE Vidasinú, y es la única que, hasta la fecha, puede aplicar la vacuna a los mayores de 80 años. “Las clínicas para poder vacunar en sus propios centros a su personal de salud debieron postularse ante el Ministerio de Salud para tener ese aval; de igual manera aplica si desean entrar como IPS vacunadoras para atender al resto de la población”, explicó Restrepo Calonge.

Las Clínicas Cardiovascular, Cardio Infantil, Zayma, Traumas y Fracturas, La Esperanza, Central, IMAT Onco Médica y ESE Hospital San Jerónimo, vacunaron a su personal priorizado en los 10 puestos dispuestos por la ESE Vidasinú, en 3 de sus hospitales: La Granja, La Gloria y El Amparo, los cuales fueron habilitados para atender este proceso inicialmente.

Por su parte Fundación Amigos de la Salud, Clínica Montería y Clínica Materno Infantil Casa del Niño, vacunaron a su propio personal en sus instalaciones, mientras que la Clínica Universitaria Medicina Integral, aplicó el biológico al personal de salud de la Clínica del Río y también al de Medicina Integral.