El aguacate montemariano llega a otras regiones del país

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Domingo de Ávila Buelvas y su familia, en la vereda Santo Domingo de Mesa, esperan que con la implementación del proyecto “Bolsa de Semillas para la Paz”, en la alta montaña de El Carmen de Bolívar, sus condiciones de vida mejoren.

El hombre, quien salió beneficiado con una hectárea de aguacate renovado dentro del proyecto que adelantan Agrosavia (antiguo Corpoica), la Alta Consejería Presidencial para el Postconflicto y el Fondo Colombia en Paz, aseguró que la experiencia es enriquecedora por el cambio que les ha dado.

“Ahora podemos  mejorar nuestras condiciones y el buen vivir de las familias que se acogieron al proceso para la implementación de semillas de óptima calidad física, fisiológica, sanitaria y genética, para iniciar sus procesos productivos”, señaló el labriego.

Resaltó que lo que más los llena de satisfacción es que tienen acompañamiento previo a la entrega, en jornadas de capacitación y actualización tecnológica, para que el proyecto sea sostenible en el tiempo.

Y que es un proyecto muy importante para transformar el campo colombiano, porque aunque el objeto inicial es sustituir los cultivos ilícitos (en los Montes de María  no existen), tienen la fortuna de expandir el mejor producto que se produce  en la zona con otros departamentos que sí están  atrapados en las siembras ilícitas.

Domingo manifestó que Montes de María fue una de las zonas que sufrió con el conflicto armado, pero han encontrado una forma de seguir amando más el campo porque ahora sí están implementando un proyecto con todas las de la ley.

Destacó que aunque aquí no hay cultivos ilícitos, sí existen millones de árboles muertos por la plaga de la Phytophthora, que daña a los árboles de aguacate desde el cogollo hasta la raíz . Ahora tienen la oportunidad de cambiar esos que están afectados.

El labriego dijo que las nuevas plántulas tienen la tecnificación que requiere la semilla para que haya mejor producción en tiempos relativamente cortos, indicando que ahora que comiencen las cosechas, espera que haya forma de venderlas sin tantos intermediarios, para que la economía de los campesinos mejore.

Él está orgulloso de que el aguacate montemariano haya sido escogido para sembrarlo en otras regiones, porque sin duda es el mejor que hay en todo el país.

El proyecto
“Bolsa de Semillas para la Paz” llegó a los municipios de San Jacinto, El Carmen de Bolívar y Ovejas para mejorar las condiciones de las familias beneficiadas, entregándoles semillas de óptima calidad física, fisiológica, sanitaria y genética para iniciar sus procesos productivos, que tendrán el debido acompañamiento previo a la entrega por medio de jornadas de capacitación y actualización tecnológica.

Según Rafael Novoa, investigador Master de Agrosavia, a pesar de que en Montes de María no existen cultivos ilícitos, entra en el proceso por sus cultivos de aguacate, ya que la semilla es excelente en calidad y genética fisiológica y sanitaria.

Indicó que la zona es considerada como un banco de semilla, a través de las cuales se van a reemplazar los cultivos ilícitos por cultivos productivos, ya que el 80 % de la producción saldrá de esta región.

“Los nuevos árboles saldrán de aquellos que sobrevivieron a los problemas de enfermedad y que han manifestado cierto grado de resistencia a la plaga”, dijo el investigador.

Hoy, en la sede del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) de El Carmen de Bolívar están llevando a cabo el proceso de multiplicación de 30 mil árboles, para luego llevarlos a las otras zonas beneficiadas con el proyecto.

Novoa dijo que las familias beneficiadas recibieron la entrega de material vegetal, la transferencia de técnicos y la asistencia y la implementación de modelos productivos multiespecies.

Resaltó que árboles que fueron sembrados en 2016 comienzan una fase productiva inicial el próximo año. “El proyecto hace parte del Punto 4 ‘Solución al Problema de las Drogas Ilícitas’, del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, y es un capítulo especial de la Reforma Rural Integral (RRI) para transformar de manera integral las condiciones de vida de las comunidades rurales, mediante la superación de la pobreza, la brecha entre el campo y la ciudad.

Por su parte, Corpoica entregó semillas y árboles sombreables de 11 especies, entre las que hay 60 toneladas de semillas de maíz, 40 toneladas de fríjol, 14 toneladas de arroz, 100 mil árboles forestales (abarcos), 450 mil plantas de caña panelera, 70 mil árboles de guayaba, 50 mil árboles de aguacate, 100 mil plantas de piña y 350 mil árboles de cacao, además de plátano y yuca.

Las pérdidas
Durante la primera cosecha de este año, los campesinos de corregimientos y veredas como Mamón de María, Santo Domingo de Mesa, Floralito, Floral, Hondible, Saltones de Mesa, Camaroncito y Loma Central, en la alta montaña de El Carmen de Bolívar, han perdido 4 millones de aguacates por el mal estado de las vías terciarias, una pérdida que equivale a 800 millones de pesos.

Solo el año pasado se perdieron 11 mil toneladas de productos como aguacate, ñame diamante y espino, entre los meses de mayo, junio, octubre y noviembre, por la superproducción, las lluvias y el deterioro de las vías.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Regional

DE INTERÉS