Regional


El invierno causa erosiones en San Jacinto del Cauca

La subregión de La Mojana ha vuelto a ponerse en riesgo, tras el desgaste de un jarillón en el sector Cara de Gato.

REDACCIÓN BOLÍVAR

03 de noviembre de 2020 12:00 AM

El alcalde del municipio San Jacinto del Cauca, sur de Bolívar, Marcial Chávez Beltrán, hizo un llamado a los gobiernos departamental y nacional para que se tomen urgentes medidas respecto a la erosión que el río Cauca está causando en esa zona del departamento.

El mandatario aseguró que toda la subregión de La Mojana ha vuelto a ponerse en riesgo, tal fue la impresión que le dejó su visita y recorrido de inspección a la ribera del río Cauca.

Chávez Beltrán señaló que hay puntos críticos que no solo afectan a San Jacinto del Cauca sino también a municipios vecinos de los departamentos de Sucre, Córdoba y Antioquia.

Sostuvo que, pese a la inversión efectuada por la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres aguas abajo, en el punto conocido como Cara de Gato, la erosión vuelve a activar las alarmas.

Por esa razón insistió en que los alcaldes de los municipios vecinos también deben hacer un esfuerzo por tomar las medidas que salvaguarden las vidas y economía de la región.

Cabe recordar que en agosto del año pasado, agricultores y ganadores prendieron la alerta respecto a la formación constante de remolinos en el río, a la altura de Cara de Gato, lo que ocasionó el desgaste de la ribera, que también sirve como carretera para comunicar a San Jacinto del Cauca con localidades sureñas y de otros departamentos.

A comienzos de 2020, los campesino de esta zona estaban clamando ayuda para sostenerse ante la intensa sequía que estaba dando cuenta de cultivos y ganado, pero ahora el advenimiento del invierno está poniendo en emergencia a poblaciones como Ayapel, San Marcos, San Benito Abad, Caimito, Sucre, Guaranda y Majagual, entre otros, afectados por el desbordamiento del caudal, lo que impactaría la economía de los gremios y el ecosistema de la región.

La Gobernación de Bolívar aseguró que desde el domingo en la noche comenzó el movimiento de máquinas, para reforzar el punto crítico de Cara de Gato, donde la Unidad Nacional de Atención a Riesgos apoyará con sacos, para cerrar el boquete abierto por el río.