Regional


El Níspero protestó por falta de agua, salud y carreteras

Desde las 5 de la mañana, los manifestantes bloquearon la vía que comunica al sector El Viso con el municipio de San Onofre. Dijeron que no se retirarían hasta no hablar con el gobernador Vicente Blel.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

04 de febrero de 2021 06:04 PM

Para protestar por la falta de un buen servicio de agua potable, los campesinos del corregimiento El Níspero, jurisdicción del municipio de Marialabaja, bloquearon ayer la carretera que comunica al sector El Viso con el municipio de San Onofre (Sucre).

Desde las 5 de la mañana los manifestantes se apostaron en uno de los canales del corregimiento de Retiro Nuevo, provocando un monumental trancón vehicular, a la vez que anunciaron que no desocuparían la vía hasta que no hiciera presencia el gobernador de Bolívar, Vicente Blel Scaff.

Yajaira Muñoz Salas, una de las manifestantes, relató que la protesta tenía como fundamento el incumplimiento, por parte de la Alcaldía de Marialabaja, la cual se había comprometido a llevar un buen servicio de agua a esa localidad, como también un buen puesto de salud y mejoramiento de vías de acceso.

“El proyecto de agua potable, supuestamente, se iba a cumplir en enero, pero no fue así. Mientras tanto tenemos que lidiar con un agua fangosa que da un acueducto que no funciona bien, porque se le tapan las tuberías; o hacer muchos huecos para obtener un agua subterránea, que no es apta para el consumo humano. El acuerdo con la Alcaldía consistía en que nos mandarían una cuadrilla técnica que descongestionaría las redes, pero nunca nos visitó”, informó Yajaira Muñoz.

Igualmente, anotó que el acuerdo con el puesto de salud tampoco se cumplió, “porque quedamos en que se le invertirían 27 millones de pesos, pero solo le metieron cinco millones. Todavía no hemos obtenido las dotaciones necesarias, porque las instalaciones del puesto de salud no cumplen con las condiciones para alojarlas”.

Agregó que prácticamente carecen de una vía de acceso, puesto que solo se puede acceder al pueblo en motos o bestias.

La misma situación se vive en los vecinos corregimientos de Ñanguma y Flamenco, cuyos campesinos también participaron de la protesta.

Raquel Sierra Cassiani, la alcaldesa, aseguró que la protesta “no es más que un proceso politiquero, porque la iniciativa de llevar agua potable a ese sector fue mía, mediante un proyecto que presenté a la Gobernación y hasta compré terrenos para instalar unos tanques, donde ya casi vamos a iniciar los trabajos de optimización del acueducto. Eso lo hemos socializado. Por eso, esa protesta no se justifica”.

José Ricaurte Gómez, director de la Unidad de Atención y Prevención de Riesgos de Bolívar, informó haber recibido la llamada de la alcaldesa Sierra Cassiani, “a quien vamos a apoyar con un carrotanque de agua diario, mientras se avanza en los trabajo del acueducto”.