En colegio de Galerazamba no pueden luchar contra el coronavirus

15 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Docentes y estudiantes de la Institución Educativa Técnica Acuícola Miguel Nevado Nevado, del corregimiento de Galerazamba, jurisdicción del municipio de Santa Catalina, norte de Bolívar, hicieron un llamado de auxilio a la Administración departamental respecto a sus malas condiciones de trabajo.

Manifestaron que los problemas de seguridad e infraestructura que presenta el plantel son tan serios, que están barajando la posibilidad de un cese de actividades, con el único fin de llamar la atención de la Gobernación de Bolívar.

Juan David Escorcia Medina, docente del área de Humanidades y Castellano, informó que el colegio no tiene aulas idóneas para brindar una atención de calidad a sus 350 estudiantes, de las jornadas de primaria y bachillerato.

Al respecto, anotó que las tejas de los salones están tan en pésimas condiciones que, a menudo, alumnos y profesores tienen que abandonarlas en plenas actividades, debido a que la brisa marina, que es constante en Galerazamba, las desprende y amenazan con provocar una tragedia entre los asistentes.

Asimismo, las puertas de los salones y la silletería está destruida, porque hace mucho tiempo que no se renuevan ni se les hace mantenimiento, ya que no hay personal idóneo para las labores de servicios generales.

De acuerdo con el personero estudiantil, Andrés Felipe Meléndez Guzmán, “esas cinco aulas son un auténtico elefante blanco, pues, tras de que fueron entregadas sin terminar, debimos utilizarlas bajo cualquier riesgo. Además, les instalaron unas lámparas y un cableado que, definitivamente, no eran los apropiados para esta zona de ambiente salino. De manera que estamos expuestos a que cualquier día nos caiga un artefacto de esos. Ya hemos puesto la queja ante el Ministerio de Educación, pero nadie responde”.

Por la falta de un encerramiento adecuado, la institución viene siendo objeto de robos continuados, lo que los docentes suelen relacionar con los problemas de microtráfico y desempleo que padece el corregimiento.

“Hace un año --prosiguió el profesor Escorcia Medina-- se robaron 36 computadores, que eran las herramientas de los estudiantes en el área de Informática, y hasta el momento la empresa Delta, que es la encargada de la seguridad del colegio, no se ha hecho responsable de esa pérdida. Los vigilantes que estaban en el momento del asalto declararon que fueron intimidados y amordazados por los ladrones. “Ahora mismo ya no contamos con vigilantes, y el plantel está vulnerable ante cualquier intento de robo. Mientras tanto, los estudiantes se están atrasando en la clase en cuestión”.

Según los docentes, las directivas de la institución han enviado cartas a la empresa de vigilancia, para que responda por el latrocinio de que fueron víctimas; como también han escrito a la Secretaría de Educación del Departamento, para que renueve la contratación con Delta, pero la respuesta ha brillado por su ausencia.

“Nos gustaría --afirmaron los profesores-- que el gobernador Vicente Blel hiciera presencia en el colegio, para que mire de cerca la serie de problemas que tenemos y les dé una pronta solución”.

Otro de esos problemas que denuncia la comunidad educativa tiene que ver con la falta de agua potable que sufre el corregimiento de Galerazamba, y por la cual los lugareños han organizado protestas y bloqueos de vías, pero la carencia no se supera.

“En este colegio el sufrimiento no es menos --indicaron los profesores--, porque resulta que, por la falta de agua, las baterías sanitarias no funcionan y tenemos que darles permiso a los alumnos, para que vayan a sus casas a satisfacer sus necesidades fisiológicas. Nosotros, los docentes, tenemos que estar comprando agua en las tiendas o traerla de nuestras casas, pero sufrimos lo indecible cuando tenemos que evacuar alguna urgencia del cuerpo”.

En Galerazamba existen las acometidas para la conducción del agua potable, pero la planta que debería generar el servicio es más lo que se paraliza por la falta de una energía eléctrica constante, una molestia que ya va a cumplir dos años de estar ocurriendo, según informaron docentes y alumnos.

“Con el asunto del coronavirus, a nosotros nos queda muy difícil recomendarles a los estudiantes que se laven las manos con frecuencia, porque lo más común es que no haya agua”.

Al respecto, el secretario (e) de Educación de Bolívar, Rafael Montes Costa, informó que su despacho activó un plan de contingencia, dentro del cual se contempla abastecer de agua a la I.E. de Galerazamba.

“Hoy, al igual que en la I.E. del municipio de Villanueva, llevaremos agua en carrotanques, para que el lunes los alumnos amanezcan aprovisionados”, anunció Montes Costa y agregó que el cerramiento del colegio y la reparación de los cinco salones hacen parte de los proyectos del Fondo de Fomento de Infraestructura Educativa.

“En cuanto a la habilitación de las baterías sanitarias, es un mejoramiento que tenemos que evaluar, para saber cómo lo pondremos en marcha, tal vez con recursos del departamento, de la Alcaldía de Santa Catalina o presentando un proyecto ante el ‘Órgano Colegiado de Administración y Decisión’ (OCAD); o si se hace directamente con el Fondo de Infraestructura del Ministerio de Educación”, sostuvo el funcionario.

Respecto a la vigilancia, respondió que “aún no hay renovación de contrato, pues estamos en un proceso de selección, en el cual se presentaron siete oferentes y apenas estamos en traslado de informes de evaluación. Por eso no hemos seleccionado ninguna empresa”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Regional

DE INTERÉS