En la Costa es donde menos se divorcian las parejas

06 de septiembre de 2018 05:19 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Instituto de La Familia de la Universidad La Sabana dio a conocer este jueves los resultados de la Primera Encuesta del Termómetro de la Familia en el Caribe colombiano, donde resalta que en la región es donde menos separaciones o divorcios se presentan, respecto al resto del país.

Ana Margarita Romero, directora del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana, dijo a El Universal que el Termómetro de La Familia encuestó a 1.059 personas: 716 mujeres (68%) y 343 hombres (33%). El 52% pertenece a estratos 3 y 4, el 39% a estratos 5 y 6, y el 9% a 1 y 2. Las edades predominantes del estudio fueron de 35 y 44 años en un 45%, seguida por un 24% con edades entre los 45 y 54.

“Este es el primer termómetro de la familia que hacemos en la costa Caribe, es básicamente una encuesta de percepción que muestra la composición de la familia y sobre todo los vínculos de la familia, como el número de hijos, su estabilidad en cuanto al divorcio, cómo perciben las normas y las leyes de la parte gubernamental y empresarial que favorezcan o no a las familias”, sostuvo Ana Margarita Romero.

Agregó que “es un termómetro que tiene una batería de 45 preguntas, que permite dar una mirada de lo qué está pasando en la familia de aquí y que ojalá sirva para poder tomar algunas decisiones a favor de las personas”.

Los resultados de la misma fue presentado durante el Seminario Regional de la Familia ‘Desafíos en la Costa Caribe, realizado en la ciudad de Barranquilla, fue presentada la I Encuesta del Termómetro de la Familia en el Caribe colombiano, donde se lograron identificar cuáles son los retos del núcleo familiar en esta región del país.

Se dijo que en el estudio se logró identificar que las personas que dijeron haberse divorciado, lo hicieron luego de 10 años de matrimonio, y las razones fueron a atribuidas en un 34% a infidelidad, 24% a incompatibilidad, 17% a abuso verbal, físico o psicológico y 11% a problemas de comunicación. La encuesta encontró que, respecto a las familias separadas con hijos, el 35% dijo tener una relación regular con el padre o madre que no vive con ellos y el 22% una buena relación.

Para María Margarita Romero “eso es muy positivo en cuanto a que nos permite tener unas estrategias que se desarrollen muy planeadas y articuladas entre los diferentes actores para ayudar u ver qué es lo que estás pasando. Y si ya de alguna forma han convivido diez años, tenemos una posibilidad de ayudar. Esto lo hago en comparación con Bogotá, por ejemplo, porque allá se están separando más o menos en el año 4 y el año 7, entonces aquí vemos una oportunidad”.

“Pero, como académicos, nos preocupa, que la razón por la que se están separando es la infidelidad y eso en el resto del país y en Bogotá no aparece sino por allá como en el quinto lugar. En Bogotá aparecen como relevantes lo económico y la compatibilidad de intereses”, agregó.

Seguidamente anotó que “debemos hacer un esfuerzo en trabajar en la unión conyugal, porque tenemos investigaciones, no solo del Instituto de la Familia, sino a nivel internacional que muestran que aquellos niños que lograr crecer en una familia donde el vínculo conyugal está cohesionado, tiene mayores posibilidades de éxito escolar, tiene menor riesgo de caer en adicciones, tiene capacidad para ser resiliente (es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro), todos los tenenos, pero dicen los autores que tienen una mayor tendencia porque está en un ambiente, que por muchas dificultades que tenga, las logra afrontar, porque ve cómo sus padres se esfuerzan, se comprometen y entonces van a tener mejores resultados en su propia vida personal”.

El estudio también muestra que las familias que mantienen una unión de hecho, el 41% dijo que hubiera preferido casarse, siendo las mujeres en gran mayoría quienes lo afirman y de estas el 45% tiene pensado hacerlo. Entre las percepciones de quienes respondieron a las preguntas realizadas del Termómetro de la Familia, el 57% considera que no lo considera necesario.

Uno de los resultados más relevantes que arrojó la encuesta es que para los participantes el actual ritmo laboral está perjudicando tanto las relaciones matrimoniales (51%) como las de padres e hijos (66%).

Los resultados evidencian que un 61% de hombres y mujeres a la hora de administrar la economía del hogar, lo hacen de manera conjunta; en cuanto a la ocupación, el trabajo y las labores de la casa ocupan un 41%, sólo trabajar 29% y a estudiar, trabajar y labores de la casa el 12%.

El 87% de los encuestados indicó tener hijos; el 46% tiene 2 hijos, el 29% 1 hijo y el 25% 3 o más hijos. Sobre la edad en que las familias tuvieron su primer hijo, el 30% lo tuvo entre los 27 y los 30 años, el 29% lo tuvo entre 23 a 26 años, el 16% entre 31 a 34 años y el 15% entre los 19 a 22 años, sobre la relación existente al tener este primer hijo, el 74% respondió estar en una relación matrimonial.

A la pregunta del tipo de método anticonceptivo utilizado, el 38% respondió no utilizar ningún método, el 15% opta por la planificación natural familiar y el 10% por el condón masculino.

En lo que respecta al aporte que hace la empresa a la armonía familiar y laboral, un 39% concluye que es insuficiente. Al verificar las metas familiares más relevantes, para el 33% la meta es que los hijos sean felices, meta que para las mujeres es la más importante, para el 23% lo es tener una buena relación de pareja y para el 21% se centra en tener seguridad económica, siendo está a la que apuntan los hombres.

Finalmente, 95% de los participantes coinciden en que la sociedad debe estar centrada en la familia y que la violencia intrafamiliar, con un 35%, es el primer problema de la sociedad, seguido de la carencia de políticas de conciliación familia – trabajo con un 17% y finalmente la carencia de empleo con un 16%.

LA FICHA DE LA ENCUESTA

La encuesta fue diligenciada por 1.059 personas. De ese total, 716 son mujeres y 343 son hombres, quienes viven principalmente en las ciudades de Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Montería, Valledupar y Riohacha. Sus edades oscilaron en un 45% entre los 35 y 44 años, un 24% entre los 45 y 54 y un 17% entre los 25 y 34.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Regional

DE INTERÉS