Regional


En San Jacinto sancionarán a quienes desperdicien agua

El alcalde del municipio dijo que ha detectado despilfarro del líquido en la población, a pesar de que los bombeos no son frecuentes y de que se está luchando por tener un buen suministro diario.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

26 de febrero de 2021 12:00 AM

El alcalde del municipio de San Jacinto, Jorge Castellar Schmith, anunció que empezará a imponer sanciones a quienes sean sorprendidos desperdiciando el agua potable.

En esa población de los Montes de María el suministro de agua potable por redes no es permanente, por lo que las autoridades están luchando por optimizar un acueducto entre San Jacinto y San Juan Nepomuceno, que pueda proveer agua 24 horas todos los días.

Mientras tanto, se hacen unos bombeos y se llevan carrotanques con el líquido.

La decisión de Castellar se dio después de que, según él, hizo un recorrido por los diferentes barrios y encontró algunas calles convertidas en ríos, por cuenta de las mangueras que los usuarios utilizan para lavar sus terrazas o automotores.

En barrios como Miraflores, Santa Lucía y la Plaza Central, que están cerca de los tanques de almacenamiento, los vendedores ambulantes y mototaxistas afirman que “aquí no hay agua; y la poca que llega, la gente la desperdicia, porque no les cuesta. Lo otro es que la gente no se conecta al tubo y deja el chorro de agua desperdiciándose”.

Por lo tanto, Castellar anunció que tomará acciones basadas en el Decreto 050 de 2020, donde se estipula que a las personas que incurran en comportamientos que afecten la seguridad y bienes en relación con los servicios públicos, establecidos en el artículo 28 del Ley 1801 de 2016, se les impondrá la multa correspondiente.

El mismo decreto estipula que los sanjacinteros deben cumplir con las reparaciones oportunas a los daños ocasionados a la infraestructura de servicios públicos domiciliarios, cuando estas reparaciones correspondan al usuario.

Asimismo, indicó que, “a pesar de que hemos desplegado un equipo de trabajo que se ha dedicado a detectar fugas y repararlas, seguimos observando cómo se desperdicia el agua, ya que hay habitantes que no han conectado sus redes domiciliarias y, cada vez que se hace el suministro desde la planta de bombeo, se pierde el líquido. También detectamos a personas destruyendo las tuberías para extraer el líquido ilegalmente”.

Prosiguió diciendo que “estamos en un proceso local de reactivación económica, porque al inicio de la pandemia el comercio organizado e informal se afectó mucho. Sin embargo, no podemos permitir que no valoren el agua”.

Dijo haber encomendado el cumplimiento del decreto a la Estación de Policía Nacional para que realice las labores correspondientes, en aras de verificar que la comunidad no despilfarre agua.

“Les estamos diciendo a los habitantes: conéctate y evita sanciones, porque hacemos un gran esfuerzo; y es inaudito que encontremos a personas lavando las terrazas o lavando motos, carros; y, en el peor de los casos, dejan la tubería abierta, lo que provoca que el agua se riegue en las calles”, afirmó Castellar Schmith.