Regional


Falta de agua en El Carmen afecta a 10.000 campesinos

Los campesinos, pertenecientes a los once corregimientos de El Carmen de Bolívar, se encuentran afectados por la sequía provocada por el fuerte verano, y por consiguiente piden pronta intervención de la Alcaldía.

LILA LEYVA VILLARREAL

05 de enero de 2020 12:00 AM

Por lo menos unos 10.000 campesinos de once corregimientos de El Carmen de Bolívar, en el centro de los Montes de María, están padeciendo por cuenta del fuerte verano que ya comenzó a afectar los cuerpos de agua de donde se abastecen para el consumo diario.

Muchos aseguran que deben recorrer hasta diez kilómetros para obtener una pimpina de agua que solamente les alcanza para las labores diarias de cada vivienda, puesto que no cuentan con servicios de acueductos rurales, pese a unas inversiones que inició la alcaldía hace un poco más de siete años en varios centros poblados.

Entre los habitantes que más padecen en esta época por la falta de agua se encuentran: San Isidro, Caracolí, El Hobo, Bajo Grande, Santa Lucía, Raizal, Caracolicito, El Salado, Padula, Hato Nuevo, Jesús del Monte y El Cocuelo.

En estos lugares, sus pobladores piden a gritos auxilio, pues consideran que no deberían estar clamando por tener servicio de acueducto importante.

Caracolí: arroyos secos

Alberto Royeth, presidente de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Caracolí, señaló que actualmente están sumidos en una grave crisis porque no tienen de donde abastecerse ya que los arroyos están secos y los pozos privados únicamente los utilizan para el uso de sus propietarios y si alguien quiere tomar un poco de esa agua, en ocasiones se las venden, sino les dicen que no se puede.

Royeth enfatizó en que muchos de los habitantes deben caminar muchos kilómetros para conseguir agua y en su mayoría lo que logran obtener es para uso diario como lo es bañarse, puesto que para consumir deben comprarla y en ocasiones los precios son muy altos.

“Hasta el 31 de diciembre del año pasado le solicitamos al alcalde anterior que nos diera agua, pero nunca fue posible, al parecer, por falta de presupuesto, por eso desde ya le pedimos al nuevo alcalde Carlos Torres Cohen que nos apoye mandándonos de carácter urgente carrotanques, pues necesitamos con urgencia este preciado líquido”, explicó.

El presidente de junta además precisó que los 1.600 habitantes que tiene este corregimiento se están “muriendo de sed” porque aunque les iniciaron obras para un sistema de acueducto, estas nunca fueron culminadas, situación que los perjudica sobre todo en esta temporada de sequía.

“Todos los
días sufrimos”

Por su parte, Oswaldo Valdés, representante de la comunidad de San Isidro, advirtió que los 2.100 habitantes ya comenzaron a sufrir por la falta de agua y, al igual que los pobladores de Caracolí, quedaron con las ganas de ver terminado su acueducto, ese que comenzaron y terminaron de construir, pero debido a que la obra nunca fue entregada está sin ser utilizado, mientras todos los habitantes pasan necesidades para conseguir el preciado líquido.

Valdés añadió que ellos también deben recorrer largas jornadas para llegar a una represa y poder obtener un poco de agua, pero esa es una situación que se vuelve desgastante porque por el mal estado de la vía deben hacerlo a lomo de burro.

“Tanto los animales como las personas se cansan y el agua que pueden transportar es insuficiente por el mal estado de la vía, ya que todo se bota. Y los que tienen motos cobran mucho por hacer las carreras, así que estamos en una encrucijada por falta de un líquido que es fundamental para el diario vivir”, precisó el líder comunitario.

Valdés indicó que a principios del mes pasado la alcaldía del momento, contrato una empresa para que realizara una topografía con el fin de dejar los planos para continuar con las obras del acueducto, pero a ellos no les realizaron una socialización mientras no hubiesen resultados reales.

“Mientras la alcaldía le busca una solución definitiva a un problema que cada año hace estragos en nuestras comunidades, necesitamos que nos apoyen con un plan de choque para evitar salir tan perjudicados. Actualmente los animales tampoco tienen que tomar porque los pozos están literalmente secos”, finalizó.

Zona baja

Endris Quiroz, representante de los habitantes de la Zona Baja de El Carmen de Bolívar, advirtió sobre la necesidad que padecen por la falta de agua, y asegura que esa situación está afectando tanto a la comunidad, como a los cultivos y los animales.

“Los cuerpos de agua se secaron, ya no hay de donde tomarla y tampoco hay pasto para los animales, así que necesitamos de la intervención y apoyo urgente de la Alcaldía, aquí deben darse soluciones de fondo y no paños de agua tibia”, añadió Quiroz.

Agregó que pese a que la pasada administración municipal y departamental les donó unos tanques comunitarios no los han podido utilizar porque no hay agua para llenarlos por la ola de sequía que en esta época los afecta.

El líder indicó que el exalcalde, Rafael Gallo Paredes, siempre se escudaba en que las vías de acceso estaban en mal estado y por eso no enviaba el agua, pero ahora que no hay barro no debe haber excusa para que les lleven el vital líquido.

Acueductos rurales

El secretario del Interior municipal, Dagoberto Rojano Roca, manifestó que para el próximo miércoles van a convocar al Comité Municipal de Gestión de Riesgo para activar las alertas tempranas y realizar un plan de acción para mitigar el verano que se está presentando.

“Vamos a comenzar a trabajar para apoyar a las comunidades campesinas porque sabemos que ellos son los más afectados por la falta de lluvias, por eso vamos a comenzar por convocar al Comité para tratar de buscarle una solución a los acueductos rurales”, afirmó Rojano.