Regional


Fuertes lluvias no dañaron el puente Arroyo Chiquito

Los habitantes de Santa Catalina dijeron estar preocupados por las lluvias de las últimas semanas, las cuales es posible que debiliten lo que se ha hecho hasta ahora en el nuevo puente.

La Alcaldía del municipio de Santa Catalina, norte de Bolívar, aseguró que lo construido hasta el momento en la obra del puente del Arroyo Chiquito no ha sufrido daños con las continuas lluvias de los últimos días.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Planeación e Infraestructura Municipal, tras una inspección realizada ayer, en la cual no se evidenciaron daños en la estructura del puente en mención.

El secretario de Planeación Municipal, Avelino Siado, explicó que este evento natural de las últimas horas no causó daño alguno en la estructura del puente en repotenciación, fuera del arrastre de los sacos de arena usados para la contención de las aguas.

“Habíamos comenzado la instalación de los gatos para la repotenciación recomendada en el informe patológico, los cuales se colocaron en la parte inferior del puente y, en vista de que este es el caudal del flujo de aguas del arroyo, estas tumbaron algunos de ellos. Pero aclaro que no habíamos iniciado el proceso de repotenciación, puesto que apenas se colocaban los gatos. Con esto queda claro que las aletas están normales, al igual que los estribos y vigas.”, indicó el funcionario.

En ese sentido, señaló que este puente garantizará la conectividad en la cabecera municipal de Santa Catalina y el corregimiento de El Hobo, y facilitará el transporte de las cosechas de los moradores del corregimiento de Arroyo Grande.

Cabe recordar que la ejecución de este proyecto estuvo suspendida, luego de una inspección minuciosa realizada por expertos y donde se encontraron grietas a simple vista en las vigas de soporte, lo cual obligó a la Secretaría de Planeación e Infraestructura a suspender la construcción del puente y a realizar un estudio patológico de vulnerabilidad para determinar la causa de estas.

Esta inspección arrojó la necesidad de repotenciar las vigas de soporte, para evitar que la estructura colapsara con el tiempo y el uso.

Vale traer a colación que, durante muchos meses, los campesinos de esta zona estuvieron preocupados porque la falta de un puente estaba dificultando su movilidad, sobre todo a la hora de transportar sus cosechas hacia la cabecera municipal o hacia otros municipios y a Cartagena.

La no existencia del puente los obligaba a tomar otras vías de evacuación, las cuales son más demoradas y, por lo tanto, los costos en el transporte son más altos.

El puente que se está construyendo es una obra ejecutada con una inversión cercana a los 410 millones de pesos, financiada con recursos del Sistema General de Regalías.

  NOTICIAS RECOMENDADAS