Regional


Harán obras para prevenir inundaciones en La Mojana

180 mil habitantes de San Marcos (Sucre) y Magangué (Bolívar) se beneficiarán.

REDACCIÓN REGIONAL

15 de septiembre de 2020 12:52 PM

El Fondo Adaptación dio inicio a la fase de diseños para la construcción de dos obras de protección contra inundaciones en los municipios de San Marcos (Sucre) y Magangué (Bolívar).

Estos dos municipios hacen parte de Región de La Mojana, caracterizada por ser una zona de humedales y ciénagas, en su mayoría interconectadas por medio de caños, que la ubican como una de las grandes zonas fluviales inundables del mundo, con un alto riesgo de afectación debido a las condiciones metereológicas y al cambio climático.

Los estudios preliminares apuntan a desarrollar una intervención con obras de protección, que permitan prevenir la inundación, en el municipio de San Marcos con una longitud aproximada de 8 kms y en Magangué de 12.8 kms.

“Con este tipo de obras, preparamos al país para afrontar los retos del cambio climático y protegemos a más de 180 mil habitantes de los municipios de San Marcos y Magangué. La inversión aportada es del 100% desde el Gobierno Nacional y se hará a través del Fondo Adaptación, por un valor cercano a los $90.000 millones. Las obras están previstas para ejecutar en los próximos 30 meses.”, explicó Édgar Ortiz Pabón, Gerente del Fondo Adaptación.

Son obras enfocadas a mitigar el riesgo en el casco urbano del municipio de San Marcos, que es afectado en tiempo de invierno por el río San Jorge, y evitar las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Magdalena en el municipio de Magangué, por la misma causa.

Otras inversiones en La Mojana

Además de obras contra inundaciones, con enfoque de infraestructura resiliente, el Fondo Adaptación avanza en la ejecución de otros proyectos en los 11 municipios que integran la región de La Mojana, por valor de $3.156 millones, durante el gobierno del presidente Iván Duque.

Según el gerente de la Entidad, las inversiones aun hacen parte de la Fase Uno del proyecto, que representa una inversión ya contratada de $220 mil millones.

Dentro de esos proyectos que los 400 mil habitantes de los 11 municipios ya recibieron, se encuentran obras como: reparación recuperación de humedales y proyectos de reactivación económica, entre otros.

“Con la ejecución de estos proyectos integrales (infraestructura resiliente, social y reactivación económica), le estamos apostando a la conservación ambiental, al desarrollo sostenible y al crecimiento social económico y cultural de la región. Continuamos trabajando en la consecución de los recursos para el desarrollo de la segunda fase del macroproyecto, en donde buscamos el aporte de fuentes de recursos regionales, de la Nación, y de cooperación internacional, porque el país se debe seguir adaptando al cambio climático”, finalizó Édgar Ortiz Pabón.