Regional


Mompox, bello lugar para soñar con el pasado

La hermosa ‘Ciudad Blanca’, en el centro de Bolívar, es por excelencia y tradición ancestral uno de los destinos más llamativos de Colombia durante todo el año, y en especial durante Semana Santa.

Mompox, ‘La Valerosa’, seis iglesias tiene: La Inmaculada Concepción, Santo Domingo, San Juan de Dios, San francisco, Basílica del Santísimo Cristo Milagroso y Santa Bárbara.

Dos capillas: La del cementerio y la Capilla de la Caridad del Santo Ecce Homo, porque en ella sí hay cristianismo. Es foco de cultura con el afamado Colegio Pinillos, y madre del patriotismo dado por el grito de independencia absoluta de España, el 6 de agosto 1810, donde el lema fue ‘Vencer o morir’.

Hablar o escribir sobre la Villa de Santa Cruz de Mompox es fascinante. Para un momposino que se siente orgulloso por su tierra, esa magia caribe, solo la entienden sus nativos, que lo ven de una manera natural. Lea aquí: Conoce la Ruta Turística de la Cumbia

Sus sabores, saberes y aprendizajes gastronómicos ancestrales no son más que la manifestación de un pueblo que se niega a morir y vive al rescate de sus tradiciones. Sus fogones y cocinas son una muestra de ello.

El queso de capa, único, es una hermosa tradición de más de cien años ejercida por algunas familias que constituyen una industria particular, que va desde los Acuña Pacheco que enseñaron a muchos a hacer esas delgaditas telas envueltas unas con otras, creando una bola mediana de sabor autentico y único.

El dulce de limón es el manjar más tradicional de Mompox, vistoso, de color verde fresco y de un sabor que engolosina cualquier exigente paladar; no es más que el producto de manos laboriosas a través el tiempo, que repiten y repiten su técnica ancestral para sus futuras generaciones, y dar a luz pequeños frascos llenos de limones casi enteros, de excelente sabor. Adalgisa María Caraballo fue la mujer responsable de su existencia en el tiempo. Lea aquí: “Les cumplimos a las regiones, le cumplimos a Bolívar”: Gobierno Duque

Longaniza y butifarras de carne de cerdo son una herencia muy andaluza, con técnica de curados y ahumados en hornos especiales o sobre los alambres de los patios de las casas, representativas de la región. Son muy apetecidas por nativos y turistas. Recordemos otras ricuras como casabitos, almojábanas, pan de queso, enyucados, vino de corozo, chicha de maíz, entre otros.

TIERRA DE DIOS Y PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Mompox en sus 485 años de su fundación se apresta celebrar una nueva Semana Santa después de dos años de receso por la pandemia.

Sus actos procesionales se inician un año después de su fundación y van ligados a la historia de sus pobladores, constituyéndose en una demostración de fe, devoción y tradición. Por ello, no en vano es llamada MOMPOX, TIERRA DE DIOS, y ostenta el galardón otorgado por la Unesco, de ‘Patrimonio histórico y cultural de la humanidad’ desde 1995. Lea aquí: Lupa al Parque del Jazz de Mompós

Se ha convertido desde hace 4 años en Distrito Especial Turístico, Cultural e Histórico que busca potencializar y ser más autónomo en el manejo de sus recursos para el turismo y la cultura de la región.

LA SEMANA MAYOR MÁS LARGA DE TODAS

Después del Miércoles de Ceniza, cada viernes por 6 ocasiones se realiza por toda la población el Viacrucis, iniciando el Jueves de Dolores, a la medianoche, la Semana Santa más larga de todas, porque consta de 11 días en los que el momposino recrea la Semana Mayor con hermosas, vistosas e imponentes procesiones, únicas en el país, con un ‘Paso Robao’, de manera que todos a partir de este momento, se disponen a disfrutar tan esperado evento con la solemnidad y esplendor de siempre.

Procesión del Burrito, el Domingo de Ramos; Jesús de Nazaret, el Lunes Santo; el Martes Santo, la sobria y elegante procesión de Nuestra Señora de las Angustias y El Santo Ecce Homo; Miércoles Santo, la serenata a los muertos y velación en el cementerio, llegando al tan esperado Jueves Santos, cuando se recrean en 14 pasos de gran colorido y vistosidad, únicos de la vida, la pasión y muerte de Cristo.

El Viernes Santo, sencillamente majestuoso con la procesión del Santo Sepulcro, precedida por la cruz y los caballeros de Cristo, acompañada por la Virgen de la Dolorosa y sus damas vestidas de riguroso negro y mantilla española, hasta la madrugada acompañarán a la Virgen de la Dolorosa en la triste procesión de la Soledad, dejando al regreso a su hijo en el sepulcro. Lea aquí: Así busca Planeación Nacional impactar en Cartagena y Bolívar

Sábado de Gloria con la serenata al sepulcro, la bendición del cirio pascual; y el Domingo, procesión del resucitado y la procesión Minerva del Santísimo, y por último, el Lunes de Pascua, donde regresa el Pae Jesús en procesión a su altar.

Es digno de resaltar el concurso de alfombras herencia andaluza que se recrea con la creatividad y el ingenio de su asombrosa belleza, por artistas momposinos para los turistas.

SIMBOLOGÍA MÍSTICA

La Semana Santa de Mompox tiene sus símbolos muy propios: El Nazareno juega un papel protagónico, personas que por alguna circunstancia se ofrecen a cargar las imágenes de las procesiones y marchar armónicamente de un lado a otro; dos pasos adelante y uno atrás, con un sayo de color azul y una capa blanca con su respectivo capirote y cordón de 5 borlas blancas.

El cornetero, que con su sonido expresa la sentencia del reo muerto; el campanero, que con sus 10 campanadas nos invita a reflexionar sobre los diez mandamientos; y la Matraca, con un sordo sonido de metal y madera que invita el recogimiento.

Palma de Vino o Makoya: es el único adorno floral de los pasos y su olor al abrir su vaina es sinónimo de semana santa. Lea aquí: Mompós, un destino turístico para repetir siempre

La Cruz de Mompox, anteriormente mal llamada Cruz de Caravaca, es única su figura compuesta por 25 cruces y suele encabezar la procesión del Jueves Santo´, saliendo de la Iglesia de Santa Bárbara, donde habita.

MOMPOX LOS ESPERA

Para llegar a Mompox, destino predilecto para el turismo religioso en la cuaresma, cada día se hace más fácil después de años de incomunicación.

Hoy la isla tiene tres puentes sobre el Río Magdalena, a saber: Puente del Botón de Leyva, que conecta con la Ruta del Sol, lo acerca a Bogotá y Bucaramanga.

Puente de Talaigua, que lo conecta con Valledupar, Santa Marta y Riohacha, y los puentes Roncador y Santa Lucía, majestuoso, uno de los más largos de Latinoamérica, que es puerta de entrada del turismo proveniente de Medellín, Montería, Cartagena y Barranquilla.

Igualmente hay dos vuelos aéreos semanales provenientes de Medellín y Cartagena.

La hotelería también ha ido creciendo con el apoyo de la Secretaría de Turismo, existen alrededor de 60 sitios entre hostales, hoteles y afines, dispuestos a brindar su hospitalidad y la mejor estadía al alcance de todos los presupuestos. Lea aquí: Alcalde Dau inaugura el Festival del Dulce Cartagenero 2022

Igualmente, los restaurantes, bares y comida callejera le ofrecen al visitante una amplia y deliciosa gastronomía para el más exigente de los paladares.

Como tampoco olvidar la orfebrería con sus famosas joyas en filigrana; la ebanistería y sus cómodas mecedoras, la herrería y alfarería, que en las manos ingeniosas de los momposinos muestran sus creaciones.

Mompox un excelente destino turístico con más de 25 atractivos, que tiene todo lo que usted necesita, con gente alegre, amable y culta que le espera para compartir el evento más famoso de su población y llevar la mejor impresión de esta ciudad dispuesta a hacerle feliz en su visita.