Regional


Monterianos de rumba en pleno toque de queda y ley seca

El operativo fue liderado por la Policía y la Secretaría de Gobierno.

NIDIA SERRANO M.

17 de agosto de 2020 01:01 PM

Pese a que se había decretado el toque de queda y la ley seca hasta las cinco de la mañana del martes, en diferentes sectores de Montería se realizaron, en la noche del domingo, fiestas, con equipos de sonido a todo volumen, consumo de cervezas y licor.

En un operativo realizado por la Policía Metropolitana y el Ejército, en coordinación con la Secretaría de Gobierno, encontraron a adultos, jóvenes y a menores de edad en plena rumba en las aceras de las casas y también en plena vía pública.

De acuerdo con lo señalado por el titular de la cartera de Gobierno, Gabriel Moreno, la situación fue más evidente en los barrios del sur, razón por la cual conminaban a la gente a que entraran a sus residencias y respetaran las medidas decretadas por la Alcaldía para disminuir la propagación del contagio.

Sostuvo además que en barrios como Edmundo L{opez y el P5, la misma comunidad llamó a las autoridades con el fin de poner fin a una fiesta en plena vía, en la que había decenas de personas, sin pabocas e imcumpliendo las medidas.

“No vamos a permitir que la indisciplina social sea un foco de contagio, seremos más intensos, seremos más penetrantes en esas fiestas y ya vamos a poner sanciones a los violadores de las normas “, dijo Moreno.

Aseguró además que en este mes se han hecho los reportes más altos en cuanto a contagiados y muertos por COVID-19 y que no se justifica que no tomen conciencia sobre este hecho y propicien aglomeraciones.

También insistió en que mientras la comunidad no se cuide, es imposible aplanar la curva, pues no hay un policía, ni un soldado disponible para vigilar a cada habitante de la capital. “Acatar las medidas impuestas por la administración municipal, justamente forma parte de la estrategia para frenar el coronavirus”, reiteró.

Por su parte, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, también se pronunció en torno al hecho, señalando que se hacen institucionalmente todos los esfuerzos, pero la gente tiene que ayudar. “No hay medida contundente, sino hay gente consciente”, precisó el mandatario.