Regional


Polémica en Calamar por falta de operador del ICBF

Se informó que 1.200 niños están en el aire, debido a que la entidad no ha celebrado contrato con el operador seleccionado por la plataforma Betto. Piden que la Alcaldía tome cartas en el asunto.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

27 de febrero de 2021 12:00 AM

La polémica se ha desatado en el municipio de Calamar, norte de Bolívar, debido a que 1.200 niños están sin atención, ya que se dice que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) no ha formalizado contrato con el operador que, hace un mes, fue seleccionado mediante la plataforma Betto.

Luis Figueroa y Yelitza Castellar, concejales del municipio, explican que 742 familias están desamparadas por los programas de atención integral y seguridad alimentaria que brinda el ICBF, ante la demora en el inicio de los programas de atención integral a la primera infancia.

“Hasta el momento –anotan– el ICBF no ha celebrado contrato con la Fundación Hijos de Bolívar, que es el operador seleccionado por la plataforma Betto”.

Según los ediles, quienes resolvieron acoger las quejas de la comunidad, las madres de familia piden el pronunciamiento de las directivas del ICBF a nivel nacional.

Recordaron que, gracias a la entidad, los niños reciben alimentación nutricional y charlas psicosociales y educativas, por ahora “creemos que se están violando los derechos de los niños, madres gestantes y trabajadores, ya que no tienen conocimiento de qué es lo que está pasando; y la Alcaldía de Calamar no se ha dignado a pronunciarse”.

HABLA EL ALCALDE

Alejandro Arrázola Sagbini, alcalde de Calamar, mediante comunicado desmintió que haya manipulado el proceso de escogencia del nuevo operador, como, según él, se rumora en algunos sectores del pueblo.

“Respecto al señalamiento de la no suscripción del contrato en comodato con la Fundación Hijos de Bolívar –prosiguió–, es importante señalar que, tal como consta en la carta suscrita por la señora Gloria González Cassiani, representante legal de dicha fundación, dirigida al municipio de Calamar, en la misma se dice que solicitan la puesta a disposición de la infraestructura del CDI ‘Mi nueva ilusión’, una vez se firme y formalice el contrato con el ICBF. Es decir que, hasta que no se formalice la adjudicación de la operación del programa en el municipio de Calamar a la Fundación Hijos de Bolívar, no es dable suscribir el comodato, por carencia de objeto de este”.

Aseguró haber investigado en otros municipios del norte de Bolívar, y constató que en ellos “tampoco se ha iniciado el proceso de operación del Programa de Atención a la Primera Infancia, en espera de la formalización de los contratos pertinentes. Es claro entonces que el programa, a nivel nacional, se encuentra en proceso de adjudicación y legalización de contratos, lo cual no es menester, ni competencia del ente territorial”.

HABLA EL ICBF

Voceros del ICBF - Regional Bolívar informaron que, luego de haber realizado el debido proceso, la entidad contrató la operación de los cupos en mención, y que dicho contrato se encuentra en etapa de alistamiento para iniciar próximamente la operación.

“Para el ICBF la prioridad es la atención de los niños, la cual ya se encuentra garantizada”, recalcaron.