Regional


Protesta pacífica en Uniatlántico en contra de los violentos

Desde bien temprano, estudiantes y profesores se reunieron en la entrada del claustro universitario para promover abrazos, lazos de amistad y diciéndole a los revoltosos que dejen estudiar a los que quieren estudiar.

EL UNIVERSAL

09 de julio de 2019 01:08 PM

Estudiantes, parte del profesorado y trabajadores de la Universidad del Atlántico se reunieron este martes en las afueras de la institución, para con abrazos y arengas pedir que cesen los actos de violencia para que se puedan cumplir con el calendario académico que se ha visto truncado por los acontecimientos de los últimos días.

Tanto estudiantes como profesores coinciden en que los actos violentos no le sirven a la institución para cumplir con el calendario académico, el cual parecía haberse normalizando en los últimos años, pero en el último año se han presentado actos que motivado la suspensión de clases, como la vez que incendiaron la entrada de la rectoría y una motocicleta de la Policía en las afueras de la institución.

El último caso se presentó este lunes cuando la Policía debió desactivar un artefacto explosivo en uno de los baños del Bloque D, en en las horas de la mañana, y por la tarde el Cuerpo de Bomberos debió sofocar un incendio que se presentó en el piso quinta de ese mismo bloque. En ambos casos la universidad debió ser evacuada y suspendidas las clases.

Este martes los estudiantes que se han visto perjudicados y que quieren terminar el semestre, se han unido a los profesores y trabajadores para con actos culturales y actos de solidaridad y amistad, se han reunido en las afueras de la institución para pedir que cese la violencia que se pueda continuar las clases de manera pacífica.

“No hemos reunidos para de esta manera rechazar contundentemente al terrorismo porque esta es una universidad para la paz, queremos mandar un mensaje a las autoridades que no nos dejen solos porque son los sueños de 22 mil jóvenes de familias vulnerables del Atlántico”, dijo a Caracol Radio el estudiante Reindin Montenegro.

Lea aquí: Hay contaminación de terroristas en la Universidad del Atlántico: Policía

INTERVIENE LA FISCALÍA

De otra parte, luego de la reunión sostenida en las últimas horas en la Gobernación del Atlántico, donde se analizó los actos violentos que se vienen presentando en el Alma Mater, la Fiscalía General de la Nación ha designado a una fiscal del grupo de operaciones especiales contra el crimen organizado.

“De esta manera se podrá asociar todos estos casos presentados en la universidad, y con el impulso de la Policía Judicial, poder dar resultados cuanto antes”, manifestó el secretario departamental del Interior, Jorge Ávila.

La segunda conclusión de la reunión hizo énfasis en que el campus universitario no es un terreno vedado para el ingreso de los organismos de seguridad del Estado, para contrarrestar la acción delincuencial.

“Su acceso ante cualquier tipo de eventualidad o situaciones que alteren la tranquilidad, la seguridad o pongan en riesgo la vida o bienes de la comunidad universitaria, está permitido por orden del señor gobernador y y rector de manera clara, siempre con el acompañamiento del ministerio público para garantizar los derechos humanos”, resaltó el funcionario

Y agregó que “la universidad es para los estudiantes que quieren formarse y materializar su proyecto de vida, y eso no lo van a vulnerar las personas al margen de la ley”.

El rector de la Universidad del Atlántico, Carlos Prasca, señaló que agradece la iniciativa de la Gobernación del Atlántico de hacer esta reunión con la presencia de los organismos de seguridad del Estado, para tomar acciones que lleven a terminar con estos actos de violencia.

“La Universidad del Atlántico no puede ser un espacio para que se den estos actos vandálicos, delincuenciales y terroristas como los del día de hoy y otros que se han presentado anteriormente. Apoyamos la búsqueda de acciones que permitan despejar la universidad y garantizarle la seguridad a todo el que estudiar y contribuir con la institución”, puntualizó el rector Prasca.