Regional


Rindieron homenaje póstumo a policías asesinados en Guaranda

En Coronel Juan Carlos Ramírez Chávez presentó condolencias a las familias de los patrulleros que ofrendaron su vida en el cumplimiento sagrado de su deber.

EL UNIVERSAL

15 de febrero de 2021 04:49 PM

En ceremonia celebrada en el Comando del Departamento de Policía Sucre se les rindió un sentido homenaje póstumo a los patrulleros asesinados la noche del sábado en el municipio de Guaranda, región de la Mojana sucreña.

El acto estuvo presidido por el Coronel Juan Carlos Ramírez Chávez, quien una vez más en nombre de toda la institución rechazó y lamentó profundamente el asesinato de sus dos hombres.

Ramírez Chávez presentó condolencias y ofreció su solidaridad y acompañamiento a las familias de los patrulleros que ofrendaron su vida en el cumplimiento sagrado de su deber.

Al mismo tiempo, el Coronel pidió a la comunidad apoyar las investigaciones con información que permita identificar y capturar cuanto antes a los responsables de la muerte de los uniformados.

Los patrulleros Pablo Manuel Mosquera López y Luis Manuel Beltrán Martínez, integrantes de la estación de Policía del mencionado municipio, fueron asesinados cuando atendían un supuesto requerimiento de la comunidad.

Pablo Manuel Mosquera López, tenía 31 años de edad y sus últimos ocho los dedicó al servicio en la Policía Nacional, mientras que Luis Manuel Beltrán Martínez, tenía 39 años de edad y dedicó 17 al organismo armado.

Como producto de las heridas recibidas, uno de ellos falleció en el lugar de los hechos, mientras su compañero fue trasladado a la Clínica Guaranda Sana, donde minutos más tarde se produjo su deceso.

El Departamento de Policía Sucre, en coordinación con las Fuerzas Militares, realizan actividades de despliegue y control operacional con el fin de esclarecer este hecho criminal.

Las autoridades han ofrecido hasta 30 millones de pesos a quien entregue información que lleve a la identificación y captura de los asesinos. Ya en el departamento de Córdoba fueron capturados dos hombres como presuntos responsables del doble crimen.

Una vez realizado el homenaje póstumo, uno de los uniformados fue sepultado en el municipio de Colosó y el otro en la ciudad de Barranquilla.