Regional


Río Cauca amenaza al corregimiento de Tenche

Así lo vienen avisando los residentes en ese territorio, quienes dijeron que la amenaza comenzó en el punto conocido como Cara de gato.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

12 de mayo de 2021 12:00 AM

Una vez más el río Cauca amenaza al corregimiento de Tenche, jurisdicción del municipio de San Jacinto del Cauca, sur de Bolívar.

Así lo vienen avisando los residentes en ese territorio, quienes dijeron que la amenaza comenzó en el punto conocido como Cara de gato, donde intervino la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos, y gracias a municipios como Ayapel (Córdoba) y Nechí (Antioquia), se pudo controlar ese punto.

Dicen los habitantes, quienes temen por el crecimiento del río y por la pronunciada erosión.

El alcalde de San Jacinto del Cauca, Marcial Chávez, dijo estar pendiente de la situación y brindando apoyo a los campesinos, quienes viven de los cultivos de arroz y la ganadería, “pero lo peor es que si el río logra romper las barreras, el pueblo podría desaparecer”.

Asimismo, solicitó al Gobierno nacional “que agilice los recursos para resolver el problema. Sabemos que nos van a ayudar, como lo hicieron en Cara de gato, pero pedimos no demorar el presupuesto”, indicó Chávez.

Por su parte, el director de la Unidad de Gestión de Riesgos de Bolívar, José Ricaurte Gómez, advirtió que esta emergencia también se está presentando en localidades sureñas como Achí, Barranco de Loba, Hatillo de Loba y Montecristo, debido a que los afluentes del río Cauca han subido sus niveles.

“En este sentido --sostuvo-- se viene trabajando con los organismos de socorro, que han activado el Plan de Gestión de Riesgo, articulando estrategias de respuesta con la Alcaldía”.

Informó que en este momento se están adelantando estrategias de mitigación, “que consisten en elevar un poco la zona del borde de protección y poner costales, para evitar que el agua ingrese a las poblaciones, pero específicamente a Tenche, donde hay 350 viviendas”.

Recalcó que la amenaza la sufren todos los pueblos que están en ambas márgenes del río, debido a la temporada de lluvias, “y de ahí la importancia de activar los consejos municipales de gestión de riesgo y el Puesto de Mando Unificado (PMU), que está alerta por si se presenta una situación de graves proporciones”.