Regional


San Juan Nepomuceno se prepara para evitar las inundaciones

La Alcaldía inició la canalización y ampliación del arroyo Grande, para evitar su desbordamiento e inundaciones.

REDACCIÓN REGIONAL

17 de septiembre de 2020 12:00 AM

Con la llegada de las lluvias a los Montes de María, las autoridades del municipio de San Juan Nepomuceno iniciaron la canalización y ampliación del arroyo Grande, para evitar su desbordamiento e inundaciones.

El alcalde, Wilfrido Romero Vergara, señaló que priorizó esas obras, ya que en ese afluente desembocan los arroyos Castro, Salvador y Catalina, lo que provoca que los niveles del agua aumenten y se desborde, provocando daños en sectores vulnerables.

“Con las primeras lluvias tuvimos gran circulación de agua tanto en zona rural y urbana; y lo que menos queremos es que las personas resulten damnificadas”, dijo el mandatario.

Agregó que se ha extraído un gran volumen de tierra, lo que permite ampliar, canalizar y construir gaviones para reforzar las paredes del afluente y evitar su desbordamiento.

Añadió que los barrios Sector Abajo, Bodega y Armero, en esta temporada de invierno, no han sufrido afectaciones, lo que permite concluir que las obras se llevan a cabo de forma correcta y en el tiempo indicado.

“No podemos parar las intervenciones --continuó-, debemos seguir reforzando el municipio y de esa manera blindarlo frente los torrenciales aguaceros que están cayendo. Así mismo, intervenir otros arroyos para evitar ahora o más adelante inundaciones”.

Sostuvo que en el corregimiento de San José se presentó una inundación, pero desde la Secretaría de Planeación Municipal se realizó una visita de inspección y se determinó que se provocó por la sedimentación que se está presentando en un arroyo que se encuentra sobre la margen derecha del centro poblado.

Agregó que para corregir ese problema se hará la ampliación, canalización y construcción de gaviones.

Para el caso de San Cayetano, el arroyo Toro será intervenido, con el apoyo de Cardique; y le construirán una serie de gaviones y un muro de contención, que ampliará y canalizará para que la población esté más segura.

Resaltó que con los trabajos en el casco urbano se evitará que unas mil familias resulten afectadas por las inundaciones.

Igualmente, se monitorean permanentemente los arroyos, para prevenir cualquier alteración.

Así mismo, se están desplegando campañas para evitar que arrojen basuras en los arroyos y se conserven las fuentes hídricas y los árboles de los alrededores.