Regional


Se “calientan” los ánimos en campañas de Córdoba

NIDIA SERRANO M.

03 de marzo de 2010 12:01 AM

Los pasquines, ataques, calumnias e injurias están a la orden del día en el marco de las campañas políticas que se adelantan en Córdoba. No hay un sector que no haya tenido tropiezos. La cercanía de la fecha de elecciones ha hecho que la competencia entre los candidatos se torne pesada. Y es que no es para menos. Los aspirantes están arriesgando cuantiosas sumas de dinero para obtener una credencial y aunque nadie habla de cifras de manera formal se especula que una campaña podría estar entre los tres y cinco mil millones de pesos. PELEA AZUL En todos los discursos públicos se habla de la unión conservadora. Sin embargo, es evidente la pelea que existe entre los aspirantes a la cámara David Barguil y José Luis Abdala. En los últimos días se hizo correr un rumor en el sentido que José Luis Abdala renunciaría de su aspiración a la cámara. El afectado culpa a sus contradictores y los trata como “delincuentes de la política”. Abdala tuvo que salir corriendo a los medios de comunicación a desmentir su retiro. Es tan evidente la animadversión entre uno y otro que se han encontrado en algunas localidades de Córdoba y prefieren tomar rumbos diferentes para no tropezarse. EN LA NOÑOMANÍA La campaña de Bernardo Elías al Senado no escapa a los escándalos públicos. En las últimas declaraciones del personero de Montería, Edgar Solano, sostuvo que estaban presionando a las madres comunitarias para que votaran por Elías y que las estaban amenazando con cerrar los hogares infantiles si no accedían a la presión política. El aspirante, también a través de los medios, pidió respeto al Personero y le endilgó intereses políticos a la hora de hacer la respectiva denuncia. Los ánimos estuvieron caldeados de uno y otro lado pero finalmente lograron calmarse y la denuncia del Personero jamás llegó hasta las instancias donde él se había comprometido a llevarlas. REVOLUCIÓN EN LA U Al interior de la U también se han dado todo tipo de peleas y tensiones. La más evidente fue entre una fracción del jattinismo y la campaña de Raymundo Méndez a la Cámara hasta el punto que los primeros indicaron que apoyarían a David Barguil aunque luego reverzaron la orden. TODO SUPERADO Por su parte, el representante a la Cámara y nuevamente aspirante, José de los Santos Negrete, dijo que el único inconveniente que tuvo durante su campaña fue con la administración municipal que ordenó quitar sus vallas pero que luego de una acción de tutela se las restituyeron y todo quedó superado. Señaló que al interior de las listas liberales a la cámara se está trabajando en armonía y hay una competencia sana aunque reconoce que la reforma política ha contribuido a que los enemigos sean los que están en la misma lista.

TEMAS