Regional


Vecinos de Arjona cierran calles en pésimo estado

Las calles El Coco y Los Casquitos llevan muchos años en malas condiciones, y ninguna administración se ha comprometido con su arreglo. Lo paradójico es que en esos sectores viven algunos concejales.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

11 de junio de 2021 12:00 AM

Los habitantes de las zonas populares del municipio de Arjona, norte de Bolívar, decidieron cerrar las calles que estén en mal estado, para llamar la atención de la Alcaldía.

Cenit Conde, la presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) del sector El Coco, en el barrio Nueva Esperanza, dijo que ya los residentes perdieron la cuenta de cuántos años lleva la calle en malas condiciones.

Igualmente, dicen tener muchos años de estar tocando la puerta de la Alcaldía de Arjona y del Concejo Municipal, pero las gestiones para que arreglen la vía han sido infructuosas.

“También tenemos un poco de años viendo cómo, en las épocas electorales, vienen los candidatos a la Alcaldía y al Concejo, prometen que arreglarán la vía, pero apenas alcanzan el cargo se les olvida y seguimos en las mismas”, manifestó.

Recordó que en octubre del año pasado varios representantes de la administración pública visitaron la calle y eso llenó de esperanzas a los residentes.

“Esa vez —contó— vinieron el secretario de Planeación y varios concejales, y nos prometieron que el 25 de diciembre, a más tardar, estaría la calle, por lo menos, transitable. Pero no especificaron el 25 de diciembre de cuál año”.

La calle de El Coco tiene 400 metros de longitud y en sus aceras se están viendo perjudicadas más de 50 viviendas, por lo cual los vecinos han tenido que poner de sus propios bolsillos para siquiera construir los bordillos, para que las aguas pluviales se conduzcan mejor y no inunden los predios familiares.

“Lo más paradójico es que en esta misma calle viven dos concejales, quienes son testigos directos de que el mal estado de la calle no deja transitar bien el camión de la basura, el cual ya no ha querido entrar porque lo poco bueno que tenía la vía lo dañó con su llantas enormes”, expuso la líder comunal.

Como consecuencia, los vecinos deben acudir nuevamente a sus propios bolsillos y contratar a un carromulero, para que recoja los desechos de cada vivienda y los lleve a un punto donde el camión pueda tomarlos sin dificultades.

En estos momentos la calle está cumpliendo quince días de estar cerrada, no solo para llamar la atención de las autoridades sino también para evitar que las terrazas de las viviendas se sigan dañando por el peso de los camiones y buses que antes traficaban malamente por ese sector.

Como si no fuera suficiente con el deterioro de la vía, en una de sus esquinas hay un transformador que ya no soporta la cantidad de viviendas que dependen de él, de manera que desde las seis de la tarde la luz se baja de voltaje.

Elkin Castilla, un gestor social de la calle Los Casquitos, sostuvo que, al igual que en la calle de El Coco, sus vecinos también han intentado reunir dinero de su propio bolsillo para arreglar la vía, pero no ha sido posible

“En noviembre del año pasado fuimos a la Alcaldía a exponer nuestra situación, pero no logramos que nos incluyeran en los planes de obras de la administración para este año. Mientras tanto, los ancianos y los niños sufren accidentes. Los carros nos parten los andenes y el camión de la basura no puede entrar”, relató.

Al respecto, el alcalde de Arjona, Isaías Simancas Castro, informó que son más las calles que están en malas condiciones desde muchos años atrás en ese municipio, las cuales iban a ser pavimentadas el año pasado, pero la declaratoria de pandemia impidió dicho proyecto.

“Este año —anunció— planeamos empezar a pavimentar. Ya hemos visitado diferentes sectores y mejorado algunas calles, mediante un contrato de 450 millones de pesos en zahorra, además no solo se van a pavimentar sino que también se les instalará su alcantarillado”.

En cuanto a las calles El Coco y Los Casquitos indicó que se planea aplicarles zahorra, pero cuando amainen las lluvias para que las corrientes no dañen los trabajos.

Aprovechó para anunciar que, por medio de regalías, se intervendrán vías como la manga de El Limonar hasta la intersección de la vía Rocha-Arjona, incluyendo alcantarillado, proyecto que alcanza los cinco mil millones de pesos.

También se intervendrá la vía Terminal-El Ceibal, para lo cual ya se realizaron estudios topográficos a diferentes sectores, “pero debemos esperar la aprobación a nivel nacional, porque los recursos de la administración local no alcanzan”.