Regional


Vereda Las Brisas hoy recordará a sus víctimas

Se cumplen 20 años de una masacre paramilitar que acabó con la vida de 12 campesinos.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

11 de marzo de 2020 12:00 AM

Justo hoy se cumplen 20 años de una masacre paramilitar que acabó con la vida de doce campesinos de las veredas Las Brisas y Pela El Ojo, en el corregimiento de San Cayetano, San Juan Nepomuceno.

El 11 de marzo de 2000, una incursión del grupo armado ilegal dejó muertos a esos doce hombres y también desoló la zona, pues quienes residían en ella, familias trabajadoras del campo, salieron huyendo.

Muchas de esas familias se asentaron en el casco urbano del municipio, en poblaciones cercanas o en ciudades como Cartagena y Sincelejo.

Hoy, cuando se cumplen dos décadas de ese hecho nefasto, se reunirán a las 6 de la tarde en la Plaza Olaya, en el monumento del campesino, para honrar la memoria de sus víctimas.

El monumento es una escultura gigante que, tras el proceso de Justicia y Paz, se instaló hace algunos años en San Juan Nepomuceno para recordar a quienes murieron, para recordar que eran campesinos inocentes, gente de bien, y que ninguno era guerrillero ni colaborador de la guerrilla, como lo quisieron hacer ver sus asesinos.

Junto a ese monumento al campesino están los nombres de quienes murieron ese día en que más de 150 paramilitares llegaron a sembrar un terror sanguinario en la zona. “Habrá una misa, luego en el homenaje, estará el alcalde de San Juan, la comunidad y las familias de las víctimas”, precisó Sandra Barrios, hermana de Dalmiro Barrios, uno de los labriegos asesinados.

Las Brisas y Pela El Ojo ya no son las tierras productivas de antes, muchos de los desplazados que han decido regresar, no lo hacen del todo y se vive entre el recuerdo los seres queridos que perdieron y el abandono del Estado, que no ha cumplido con compromisos tras una sentencia de Justicia y Paz. Esperan que la vía de acceso sea reparada, así como proyectos productivos para el campo, un centro de acopio, un camión de transporte de cosechas, innumerables necesidades que hoy están sin cumplir.

Con la masacre de Las Brisas, hace 20 años también se produjo el desplazamiento entero del vecino corregimiento de Mampuján, Marialabaja, cuyos habitantes lo abandonaron todo y salieron huyendo de sus casas ante una amenaza de muerte de los paramilitares.

La Unidad de Víctimas ha precisado que el Fondo para Reparación ha entregado a las víctimas de Las Brisas 2.800 millones de pesos a las 145 personas, que han sido indemnizadas por este hecho.