Salud


3 preguntas de los fumadores sobre el coronavirus

La Organización Panamericana de la Salud responde 3 preguntas frecuentes entre fumadores respecto al COVID-19 y a sus posibles efectos en ellos.

LAURA ANAYA GARRIDO

19 de junio de 2020 07:26 AM

1. Si fumo, ¿corro un más riesgo de contraer COVID-19 que un no fumador? Aún no existen estudios revisados por homólogos que hayan evaluado el riesgo de infección por SARS-CoV-2 que puede conllevar el tabaco. Sin embargo, es probable que los fumadores de tabaco (cigarrillos, pipas de agua, bidis, cigarros y productos de tabaco calentado) sean más vulnerables al COVID-19, pues el acto de fumar supone llevar los dedos (y los cigarrillos, que pueden estar contaminados) a los labios, lo que aumenta la posibilidad de transmisión del virus de la mano a la boca.

3 preguntas de los fumadores sobre el coronavirus

2. ¿Tengo probabilidades de desarrollar síntomas más graves si me contagio? Fumar cualquier tipo de tabaco reduce la capacidad pulmonar, conlleva a más riesgo de sufrir afecciones pulmonares graves y puede aumentar la gravedad de las enfermedades respiratorias. El COVID-19 es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente a los pulmones. El tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra los coronavirus y otras afecciones respiratorias. Los datos de investigación disponibles hasta la fecha parecen indicar que los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y de fallecer a causa del COVID-19.

El tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra los coronavirus y otras afecciones respiratorias.

3. Si uso cigarrillos electrónicos, ¿tengo más probabilidades de contraer la enfermedad o de tener síntomas más graves? No hay datos probatorios que indiquen que existe una relación entre el uso de cigarrillos electrónicos y el COVID-19. Sin embargo, las pruebas existentes revelan que los sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) y los sistemas electrónicos sin nicotina (SESN), más conocidos como cigarrillos electrónicos, son nocivos y conllevan un mayor riesgo de sufrir cardiopatías y trastornos pulmonares. Dado que el virus de la COVID-19 afecta a las vías respiratorias, el hecho de acercar la mano a la boca cuando se utiliza un cigarrillo electrónico puede aumentar el riesgo de infección.

Este es el momento para dejar de fumar

Conociendo los múltiples riesgos que conlleva fumar para la salud, la Organización Mundial de la Salud recomienda dejar de consumir este tipo de productos. Abandonar este hábito ayudará a sus pulmones y corazón a funcionar mejor desde el momento que deje de consumirlos, así: a los 2 fumadores y 1 exfumadora habían muerto hasta ayer en Cartagena por COVID-19, según los reportes diarios de Minsalud y el Instituto Nacional de Salud.

20 minutos de dejar de fumar se reducen la tensión arterial y la frecuencia cardíaca elevadas. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo vuelve a la normalidad. Entre las 2 y 12 semanas, mejoran la circulación y la función pulmonar. Entre los 1 y 9 meses se reducen la tos y la disnea. Abandonar el hábito le ayudará a proteger a sus seres queridos, en particular a los niños, de la exposición al humo ambiental.

  NOTICIAS RECOMENDADAS