5 consejos básicos para lograr una mejor comunicación en familia

09 de agosto de 2019 02:12 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En un mundo donde las relaciones familiares se ven afectadas por factores como la rutina, la falta de tiempo, las nuevas tecnologías y hasta los distintos modelos de familia, la comunicación en el hogar llega a significar un gran reto a largo plazo.

El contacto entre los miembros de la familia puede reflejarse menos afectivo y puede llevar al distanciamiento entre quienes conviven juntos.

Por ello hoy te daremos cinco consejos que te ayudarán a conseguir una mejor comunicación dentro del hogar junto con quienes compartes.

1- Diálogo:

Puede que en ciertos momentos parezca un poco vana esta idea relacionada a la comunicación dentro del hogar, tanto así que se llega a ignorar por completo la posibilidad de hablar por creer que no puede funcionar. Pero lo que sí es cierto es que muchas veces resulta mucho más eficaz crear una zona de diálogo continua que ignorar algunos temas que pueden volverse contraproducentes con el tiempo.

Se trata de compartir a través de la palabra, tanto las necesidades como inquietudes que puedan existir, de forma moderada y en posición de que ambas figuras estén dispuestas a conciliar si se tratase de conflictos.

Pero no siempre tiene que tratarse de circunstancias delicadas. El diálogo funciona también para reforzar las extensiones de afecto existentes mediante muestras de cariños y detalles mínimos.

Para esto se recomiendo generar espacios cómodos dónde expresarse con tranquilidad y disposición de parte y parte resulte un ejercicio placentero.

2- Libertad de expresión:

Un tema que muchas personas tratan de comprender es la forma como las nuevas generaciones han presentado nuevos comportamientos a diferencia de las anteriores a medida que crecen. Las expresiones y formas de hablar han tenido una transición abrupta, llevando a que los padres se vean en la necesidad de capacitarse para sobrellevar estos cambios.

Una de las necesidades más notorias por parte de los hijos, niños o adolescentes es la de hablar y ser escuchado. Se basa en el impulso de refutar ciertas posturas en la medida en que así lo consideren, actitud que con el tiempo, si se hace con criterio y con argumentos ayudará a que se cree un ambiente de escucha y mejora dentro del hogar.

Para esto se aconseja exista una comunicación directa, clara y libre de tabúes, es decir, con autoridad, madurez e intención de acuerdo mutuo entre padres e hijos.

3- Compartir:

Una buena excusa para reforzar el trato en casa y conectar mejor con quienes convives es compartiendo detalles en momentos menos esperados. Esto ayuda no sólo a crear una mejor confianza, sino también a crear mayor interés entre quienes hacen parte del núcleo familiar.

En este caso se podría optar por una palabra, un agasajo, un halago, preguntas que reflejen un interés respecto al estado del otro; aspectos que harán que se afiance con seguridad la comunicación entre las partes mientras se trabaja el valor del cariño.

4- Buscar nuevos planes en familia:

Con el tiempo todos los integrantes de la familia lo agradecerán. Los nuevos planes o cambios de rutina ayudarán a rediseñar el estilo de vida de quienes hacen parte del núcleo familiar, haciendo que no sólo aparezcan nuevas actividades para disfrutar en conjunto si no también a crear espacios de diálogo y esparcimiento.

De esta manera se puede obtener muchos beneficios como:

La disminución del estrés; se incrementa la sensación de felicidad; ayuda a conocer más a las personas del hogar; las personas se sienten mejor comprometidas con la convivencia, entre otros.

Actualmente existen planes tales como los juegos de mesa, recomendados para el disfrute familiar, lugares abiertos como parques o centros de recreación dónde compartir, de tal forma que aunque el plan no sea perfecto brindan la posibilidad de conocer y salir del área de confort familiar.

5- Brindar confianza:

La confianza puede marcar la diferencia entre una relación y otra, siempre que se brinde de manera adecuada.

La vigilancia, la sobreprotección o el control de las actividades de forma acelerada sobre los integrantes de la casa, son casos que se presentan frecuentemente en muchos hogares, haciendo que algunos lleguen a incomodarse.

Esto se da cuando no existe la comunicación, existen brechas o no hay seguridad en los demás.

Lo recomendado en estos casos es practicar la confianza, durante periodos de prueba, donde básicamente se estudiará el entorno familiar y las posibles actitudes sin comprometer las relaciones internas.

Lo mismo sucede respecto a los proyectos o ideas expresadas por cada una de las personas pertenecientes al hogar. No existe nada más desalentador para alguien que desea emprender en un nuevo proyecto que una negativa como respuesta, o en otras palabras la falta de apoyo. Esto es suficientes para que la persona pierda la confianza y desista de sus metas.

Siempre es fundamental, a parte de una consulta previa generar confianza y brindar apoyo. Con seguridad todo aquello que tal vez parece incierto en un momento tomará a futuro un rumbo idóneo. Esto siempre y cuando las personas se sientan de acuerdo y comprometidas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS