7 respuestas sobre coronavirus y lactancia materna

28 de mayo de 2020 08:18 AM
7 respuestas sobre coronavirus y lactancia materna
La lactancia materna durante las primeras horas de vida reduce el riesgo de muerte en el bebé.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Si alguien necesita protección es un recién nacido y si alguien quiere protegerlo más que a nada en el mundo es su madre. Esas dos poderosas premisas son la razón de las preguntas que por estos días de pandemia se hacen las mamás de todo el mundo respecto a la salud de sus hijos, y más cuando se trata de lactantes. “La pregunta más frecuente es si el virus se transmite o no a través de la leche, si es seguro amamantar o si es aconsejable suspender la lactancia mientras la madre cursa la infección”, dice Lucía Nieves Rengifo, doula, asesora de lactancia hace cuatro años y estudiante de Medicina.

Y, en efecto, esa es la gran pregunta: ¿Puede transmitirse el virus de la COVID-19 por la lactancia materna?

Hasta el 12 de mayo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había dicho: “Hasta la fecha no se ha detectado el virus activo de la COVID-19 (es decir, que pueda causar infección) en la leche de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19. Por lo tanto, parece poco probable que la enfermedad pueda transmitirse al amamantar o a través de la leche materna extraída de una mujer considerada caso sospechoso o confirmado de COVID-19. Los investigadores continúan analizando la leche materna de mujeres con COVID-19, presunta o confirmada”. (Le puede interesar: Estudio confirma que embarazadas no transmiten coronavirus a sus bebés)

Diez días después, y según informaba la agencia Efe, “virólogos alemanes de la Universidad de Ulm detectaron por primera vez la presencia del nuevo coronavirus en la leche de una mujer infectada de COVID-19, aunque no ha quedado demostrado que el patógeno se pueda transmitir a través de la lactancia. Según un comunicado publicado por la universidad, los científicos analizaron la leche de dos mujeres que desarrollaron síntomas tras compartir una habitación de hospital después de dar a luz; tanto ellas como sus recién nacidos dieron positivo en el test de COVID-19. ‘Nuestro estudio demuestra que el SARS-CoV-2 puede estar presente en la leche de mujeres lactantes con infecciones agudas. Pero no sabemos con qué frecuencia ocurre, ni si los virus que se encuentran en la leche son infecciosos y pueden ser transmitidos al bebé’, declaró el profesor Jan Münch, del Instituto de Virología Molecular de Ulm”.

Al respecto, Lucía Nieves Rengifo asegura: “No existe evidencia hasta la fecha de transmisión del COVID-19 por medio de la leche materna. Recientemente se publicó un estudio en el que se halló ARN del virus en la leche de dos madres, ¡dos madres! Eso es prácticamente nada, este hallazgo es aislado, pero puede causar confusión, por lo cual es mejor recordar cuáles son los lineamientos y recomendaciones de la OMS, que no han contraindicado la lactancia en ningún momento (..) A la luz de la evidencia científica disponible, sería errado contraindicar la lactancia materna en madres con positivo para COVID-19”.

Veamos otras respuestas, de la mano del Ministerio de Salud, la OMS y Lucía.

1. Mamita, si eres positiva para COVID-19 y estás lactando:

Minsalud dice: “Los hijos de madres con sospecha o infección confirmada por COVID-19, deben ser alimentados de acuerdo con las pautas estándar de alimentación para los recién nacidos (basadas en lactancia materna), garantizando las medidas de protección y control para evitar la infección.

“Para las mujeres con infección de COVID-19 sintomáticas o asintomáticas, se debe reforzar en las medidas de prevención para reducir el riesgo de transmisión del virus durante el amamantamiento o en la extracción de la leche materna”.

2. ¿Cuáles son las recomendaciones de higiene para una madre que amamanta y es sospechosa o positiva de COVID-19?

Según la OMS:

-Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o limpiárselas con un gel hidroalcohólico, especialmente antes de tocar al bebé

-Utilizar una mascarilla médica mientras amamantan. Es importante sustituir la mascarilla en cuanto se humedezca.

- No reutilizar las mascarillas.

- No tocar la parte frontal de la mascarilla sino quitársela desde atrás.

- Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser, tras lo cual deben desecharlo inmediatamente y volver a limpiarse las manos con gel hidroalcohólico o a lavárselas con agua y jabón - Limpiar y desinfectar regularmente las superficies.

3. Un consejo para las lactantes, tengan o no el virus...

Lucía: “Mi consejo es que continúen con la lactancia, los beneficios a corto, mediano y largo plazo siguen teniendo muchísimo mayor peso y evidencia que cualquier especulación en cuanto al nuevo virus, también es importante escoger qué tipo de información vamos a consumir, ya que de por sí la lactancia es un período que conlleva muchos retos (ya existen suficientes mitos que hacen desistir a las madres) como para añadir más presión al proceso. Siempre es bueno contar con el apoyo de otras madres, con personal actualizado en el tema, este consejo nunca está de más”.

La lactancia materna y el contacto piel a piel reducen significativamente el riesgo de muerte en los neonatos y lactantes de corta edad, y proporcionan beneficios a la salud y el desarrollo no solo inmediatos, sino para toda la vida”.

4. ¿Por qué las recomendaciones de lactancia para las madres con COVID-19, presunta o confirmada, parecen contradecir las recomendaciones de distanciamiento físico para la población general?

OMS: Las recomendaciones de mantener el distanciamiento físico dirigidas a los adultos y los niños de más edad buscan reducir el contacto con personas asintomáticas con COVID-19 y la consiguiente posibilidad de transmisión del virus. Se trata de una estrategia que permite reducir la prevalencia general de la COVID-19 y el número de adultos que experimenta cuadros más graves por esa enfermedad. En el caso de las recomendaciones sobre el cuidado y la alimentación de los lactantes cuyas madres presentan COVID-19, presunta o confirmada, el objetivo es mejorar la supervivencia, la salud y el desarrollo de los neonatos y lactantes, tanto a corto plazo como a lo largo de toda su vida. Dichas recomendaciones tienen en cuenta la probabilidad de que los lactantes contraigan la COVID-19 y los posibles riesgos asociados, pero también los riesgos de enfermedad grave y fallecimiento que aparecen cuando los lactantes no reciben lactancia materna o cuando las fórmulas para lactantes se utilizan incorrectamente, así como los efectos protectores de la lactancia materna y el contacto piel a piel. En general, los niños presentan un riesgo bajo de infección por el virus de la COVID-19. En los pocos casos de infección confirmada en niños, la mayoría de las veces la enfermedad ha cursado con síntomas leves o sin síntomas. Los numerosos beneficios de la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la COVID-19.

5. ¿Y sobre la inmunidad pasiva?

Lucía: “La lactancia materna confiere inmunidad pasiva al bebé, esto quiere decir que le brinda anticuerpos e inmunidad contra patógenos con los que la madre tiene contacto. Actualmente todo se centra en el COVID-19, pero no podemos ignorar que existen muchísimos más virus a los cuales los bebés se enfrentan, y por medio de la lactancia los estamos protegiendo, así que no vale la pena suspender la lactancia materna, que sigue siendo un factor de protección además para otras patologías como la obesidad, enfermedades cardiovasculares en etapa adolescente y adulta, diabetes tipo 2, alergias, entre otras”.

6. Si una madre con COVID-19, presunto o confirmado, no puede amamantar porque ha enfermado muy gravemente, ¿cuál es la mejor forma de alimentar al recién nacido o lactante?

Las mejores alternativas a la lactancia materna para los neonatos y lactantes son: extraer la leche de la madre o, si la madre no puede extraérsela, existe la posibilidad de obtener leche de un banco de leche humana, puede recurrirse a esta posibilidad para alimentar al bebé mientras la madre se recupera.

7. En las comunidades donde la COVID-19 es frecuente, ¿deben las madres amamantar a sus hijos?

OMS: Sí. En todos los entornos socioeconómicos, la lactancia materna mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes, y les proporciona beneficios para la salud y el desarrollo que duran toda la vida. La lactancia materna también mejora la salud de las madres.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS