Salud


Así se manejan los residuos hospitalarios durante la pandemia

De total de toneladas de residuos que se gestionan cada año, 37 mil corresponden al sector salud, lo que representa a un 12%.

REDACCIÓN SALUD

26 de junio de 2020 11:25 AM

Durante la pandemia de COVID-19 en el país, los residuos hospitalarios que resultan de la atención médica prestada en centros de salud han cobrado protagonismo.

Según Diego Guzmán, CEO de la empresa de manejo de residuos Ática, la gestión integral de este tipo de residuos requiere de un equipo humano especializado y capacitado y de maquinaria y tecnología precisa. Además, de planeación seguimiento, obtención de licencias y permisos para garantizar la estabilidad del proceso.

“El manejo que damos a los residuos del sector de la salud se realiza en plantas de Cartagena, Valle del Cauca y Cundinamarca con riesgo químico, biológico y anatomopatológico que hace referencia a los residuos de cirugía y laboratorios como órganos, tejidos, partes del cuerpo, productos de la concepción y fluidos corporales”, dijo Guzmán.

Además, antes de que los residuos lleguen a las plantas, se define la frecuencia de la recolección en las diferentes entidades de salud con horarios previamente acordados. “La entidad hospitalaria debe disponer de personal calificado en el manejo del material que cumpla con todo el protocolo de disposición como es poner los residuos en doble bolsa roja de polietileno de alta densidad debidamente sellada y amarrada, y etiquetando en parte visible”, puntualizó.

Aparte de esto los residuos que resultan de la atención de pacientes sospechosos o confirmados con COVID-19, se deben identificar y separar de los demás y estar en un área de almacenamiento transitorio y exclusivo.

Los residuos son movilizados por la empresa encargada hacia las plantas de tratamiento, que luego coordina el descargue con el personal de transporte y de planta para avanzar con el manejo prioritario de los residuos identificados con COVID-19 y realizar la desinfección de los paquetes.

Finalmente estos son incinerados en el menor tiempo posible y luego se hace la limpieza y desinfección de las áreas de almacenamiento, vehículos y contenedores de acuerdo con los protocolos de bioseguridad.

“Este proceso de transformación de los residuos peligrosos protege a los colombianos de tener contacto con ellos. A su vez, el manejo integral que se realiza es sostenible, ante lo cual, se contribuye con la protección del medio ambiente, siendo líderes en esta gestión en Colombia”, indicó.