Salud


Bebitos prematuros en pandemia

Los padres que están esperando la llegada de sus hijos en los próximos meses deben tomar las medidas de prevención más eficaces.

REDACCIÓN SALUD

17 de noviembre de 2020 05:01 PM

En el mundo uno de cada diez nacimientos registrados resulta ser de un bebé prematuro, que son aquellos que llegan al mundo antes de la semana de gestación número 37. Estos datos, entregados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se convierten en medio de la pandemia en una invitación para los padres, que están esperando la llegada de sus hijos en los próximos meses, a tomar las medidas de prevención más eficaces para el cuidado de sus pequeños.

Así mismo, la OMS indica que alrededor de unos 15 millones de bebés en el planeta nacen antes de término, de los cuales, aproximadamente un millón muere cada año debido a complicaciones en el parto. En Colombia, el 12% de los nacimientos son prematuros, lo que significa un total de 100.000 niños al año en promedio.

Prematuros en pandemia

Cada 17 de noviembre, el mundo celebra el Día Mundial del Prematuro, que este año llega en una coyuntura que implica más cuidados y prevenciones a la hora de proteger la vida de los pequeños, quienes, por su condición pretérmino, son más propensos a adquirir enfermedades como la tos ferina que es prevenible por vacunación y ahora, con la pandemia, enfermedades como el coronavirus.

Si bien, el nacimiento de un niño prematuro puede generar angustia e incertidumbre en los padres, la llegada del coronavirus ha creado escenarios cada vez más desafiantes, pues hace evidente que las medidas de cuidado y prevención deben ser mayores. En esa línea, Alejandro Colmenares, médico neonatólogo, indica que la medida de prevención más eficaz para la protección de enfermedades infecciones prevenibles es la vacunación.

“Los niños prematuros son considerados de alto riesgo para adquirir enfermedades inmunoprevenibles y la vacunación se convierte en una herramienta de protección indispensable para los recién nacidos y en especial para los prematuros. Sin duda, la vacunación es el mayor acto de amor, pues les da herramientas que los protegen de infecciones y las posibles complicaciones que pueden ocasionar dichas enfermedades.” Puntualizó el experto.

De igual forma, el Ministerio de Salud y Protección social indica que la vacunación en recién nacidos debe realizarse de acuerdo con las recomendaciones actuales de Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) y de los lineamientos técnicos del Programa Madre Canguro (PMC), los cuales recomiendan que se realice a los dos meses de edad cronológica de recién nacido, independientemente de la edad gestacional. “Está clínicamente comprobado que el bebé prematuro tiene los mecanismos necesarios para generar respuesta a la vacunación” agregó Colmenares.

El cuidado de los padres también es clave

De acuerdo con el número de semanas de gestación en la que nacen los niños, estos se dividen en subcategorías: prematuros extremos (menos de 28 semanas), muy prematuros (28 a 32 semanas) y prematuros moderados a tardíos (32 a 37 semanas). Los bebés prematuros deben recibir y tener cuidados de sus padres y seguimiento en un Programa Madres Canguro (PMC).

Estos programas buscan disminuir la mortalidad de los recién nacidos prematuros y/o de bajo peso al nacer a través de una serie de pautas para su seguimiento durante la hospitalización y al alta. De esta manera, la madre o padre tienen contacto directo con el bebé, como proveedores de la llamada Posición Canguro, cargándolo continuamente hasta que el bebé alcanza la madurez esperada.

No obstante, con el coronavirus ningún padre es exento de contagiarse y, de esta manera, no poder ejercer el acompañamiento del recién nacido con el PMC, por evitar contagiar al menor. “En el proceso de maduración de los niños no solo la vacunación debe reforzarse, también la lactancia materna, la posición canguro y el contacto piel a piel de los padres y los menores. Por eso es clave que los padres se cuiden con el aislamiento y el lavado de manos, pues de las enfermedades prevenibles se encargan las vacunas, pero de las que aún no cuentan con inmunización es responsabilidad del autocuidado”.

Además de las recomendaciones en medio de la pandemia, el experto recuerda que la mejor forma de prevenir un embarazo prematuro comienza con un embarazo saludable, con asesoramiento sobre una dieta saludable y la nutrición óptima.

  NOTICIAS RECOMENDADAS